¿Quién se llevó el cumpleaños Feliz? (Texto. Teatro)





“¿QUIÉN SE LLEVÓ EL CUMPLEAÑOS FELIZ?”
(Teatro infantil)
Original de Paúl Salazar Rivas

A Aura D’Arthenay

Obra ganadora del Concurso de dramaturgia Infantil UCV, 2014. 

Importante: Derechos reservados por su autor y SACVEN. La publicación de esta obra en el Blog no autoriza su utilización para ser representada total o parcialmente. Ni autoriza su publicación total o parcialmente en ningún otro medio. En este blog hay un link donde se encuentra toda la información necesaria para contactar a su autor que con mucho gusto y respeto atenderá cualquier información o solicitud requerida. Muchísimas gracias por su atención.



Amigos, que por alguna razón han entrado a este blog. Paúl Salazar Rivas, Aura D’Arthenay y todos en Producciones Pequeño Grupo, agradeceríamos cualquier comentario sobre nuestras obras. Serían muy valiosas para nosotros. Quedamos a la orden.


PERSONAJES:

PIÑATERA DALE-DALE: Es la Coordinadora de Conacumfe (Coordinación de Nacimientos y Cumpleaños Felices). Es sabia, maternal, confiada y muy eficiente en su trabajo.

COTILLÓN: Es un Ángel de La Guarda. Está apunto ser ascendido a la oficina superior de Conacumfe, su máximo sueño.

BRUTAJITA / SUPERVIVOSOR / FUCHA: Es la Bruja Malvada que quiere adueñarse de La Estrella Orientadora para dominar los nacimientos de los niños en la tierra y utilizar ese poder con fines de avaricia comercial. En su periplo se disfraza de Supervivosor, haciéndose pasar por un Supervisor de Conacumfe, para engañar a Piñatera. Por último se disfraza de la malintencionada niña, Fucha y así engañar a los niños del Galpón de la Amistad. Todos estos personajes son interpretados por la misma actriz.

ASISTONTO / SECRECOMBO / FUCHY: Es el torpe Asistente de Brutajita. En su periplo junto a Brutajita se disfraza de Secrecombo -que es secretario de Supervivosor. Igualmente se disfraza del niño, Fuchy. Todos estos personajes son interpretados por el mismo actor.

VICTORINO: Un niño que cumpleaños. Es muy amable. Sueña con la unión de “La Amistad”.

LUISA: Una niña valiente y deportista que defiende a Victorino de lo que sea. Una líder.

OSCAR: Un niño confundido que desea adueñarse de El Galpón de la Amistad para seguir –según él- una “tradición familiar”.

MARGARITA: Prima de Oscar, le gusta comer dulces y es muy enamoradiza.




(Cotillón. Un Ángel de la guarda, que ya ha cumplido sus funciones en esa etapa, está por ser ascendido de cargo, él tiene el sueño manejar la Estrella orientadora, y ser asistente de Piñatera Dale Dale -La coordinadora de Conacumfe-, eso está apunto de ocurrir. Victorino, es el niño al que Cotillón cuida en la tierra, está de cumpleaños, él tiene el sueño de que sus amigos se unan y dejen de pelear por ver quién es el que manda en El Galpón de La Amistad. La Bruja Brutajilta desea apoderarse de La Estrella Orientadora y tener el control de los nacimientos y cumpleaños en la tierra con el fin de obtener dinero y poder. Estos distintos sueños se entrecruzan para contar la historia de Cotillón y Victorino, cuya amistad estará en riesgo, y con ella la vida normal en la tierra, la eterna lucha del bien y el mal donde sólo la confianza en uno mismo nos podrá salvar. Entre el cielo y la tierra se desarrolla ésta historia donde Piñatera, la buena señora encargada de los nacimientos en el mundo trata de mantener el orden. Brutajita y su Asistonto, adueñarse de Conacumfe. Victorino y Luisa (los niños buenos de la historia) junto a Oscar y Margarita -Los malos o ¿confundidos?- se unen para que nos preguntemos ¿Quién se llevó el cumpleaños feliz?

La pieza se desarrolla principalmente en dos espacios. Uno en el cielo y el otro en la tierra. En el cielo tenemos a Conacumfe: Coordinación de Nacimientos y Cumpleaños Felices. Esta es una empresa sin fines de lucro y dirigida por Piñatera Dale Dale, quien ayuda a coordinar los nacimientos y cumpleaños de los niños. El segundo espacio es en la tierra se trata de El Galpón de la Amistad, en un barrio de una ciudad cualquiera donde se reúnen  los niños de la cuadra. Hay un tercer espacio que exige el texto y es para la corta escena 5, este sitio puede ser una calle cercana al galpón o la cocina de la mamá de Oscar)


ACTO I: EN CONACUMFE / SUPERVISIÓN EN CONACUMFE. (Piñatera y Cotillón entran felices a escena. Cotillón ya está listo para asumir máximas responsabilidades en Conacumfe. Entran como manejando un carro cuyo volante es una pelota de fútbol)

PIÑATERA: (Como dando instrucciones que Cotillón hace gestos de obedecer) Cotillón. Muévete al centro, a la izquierda, ahora a la derecha.

COTILLÓN: (En la acción) A la orden, Piñatera  Dale Dale.

PIÑATERA:  Revisa el cuadrante con la escala. Cuidado con los niños que nacerán en la mañana. 3 grados más a la izquierda. Bien, dale, dale, dale. ¡¡¡Frena!!!

COTILLÓN:  ¡¡¡Freno!!!

PIÑATERA:  Muy bien, ya han nacido otros niños en su lugar correspondiente. Eres todo un experto. (Se ríen divertidos)

COTILLÓN: Qué divertido y emocionante es saber manejar las coordenadas de los nacimientos de los niños en el mundo con “La Bola de espejos”.

PIÑATERA:  Divertido, pero importante.

COTILLÓN:  No veo la hora de cumplir mi máximo sueño. Dejar de practicar con “La Bola de Espejo” para pasar al nivel máximo y ser quien maneje las coordenadas.

PIÑATERA: Tal vez tu máximo sueño se cumpla muy pronto.

COTILLÓN: ¿Cuándo?.

PIÑATERA: Ya sabes las reglas. Primero: Debías dominar el entrenamiento con “La Bola de Espejos” como un campeón, ya lo haces. Tanto, que ya podrías dominar la siguiente figura geométrica, la principal y cumplir tu sueño.

COTILLÓN: ¿Y cuál es esa figura? ¿Un triángulo? ¿Un hexágono? ¿Un cuadrado?.

PIÑATERA: Calma, todo a su tiempo. Lo importante es que ya “La Bola de espejos” es etapa superada, es más, es tuya, te la ganaste.

COTILLÓN: ¿Mía? Que oportuno, entonces quisiera hacer algo con ella...

PIÑATERA: (Siguiendo su relato) Y segundo: Debías terminar tu etapa como Ángel de la Guarda en la tierra. Y eso lo hiciste muy bien con el niño asignado.

COTILLÓN:  Victorino es un gran chico. Y sus amigos también. Traviesos, pero buenos.

PIÑATERA:  Ambas etapas las cumpliste. Así queeee…

COTILLÓN:  ¿Me está dando el cargo?

PIÑATERA: Caaalma. Hay que esperar el comunicado oficial de Conacumfe. Cuando eso ocurra Oficialmente ya estarás conmigo en esta oficina principal, si eso sucede desde mañana dejarás la tierra y te quedas aquí.

COTILLON:  Gracias Piñatera Dale Dale. Ojalá llegue el comunicado oficial pronto. No se arrepentirán, seré el mejor coordinador. ¿Se imagina? trabajar en Co-na-cum-fe: Coordinación de Nacimientos y Cumpleaños Felices.

PIÑATERA: Claro. Aquí en Co-na-cum-fe: Coordinación de Nacimientos y Cumpleaños Felices nos encargamos de todo lo referente a los nacimientos y cumpleaños de los niños. Y tú, con esa experiencia de Ángel de la Guarda, tendrás mucha responsabilidad con esos niños que nacen en la tierra.

COTILLÓN: Por cierto, ya que “La Bola de espejos” es mía quisiera hablarle sobre…

PIÑATERA: Claro Cotillón, estoy dispuesto a explicarte y conversar de todo, te convertiste en poco tiempo en mi principal mano izquierda.

COTILLÓN: Querrá decir mano derecha.

PIÑATERA: Mano izquierda, es que soy zurda.

COTILLÓN: Jajaja. Pero quería hablarle sobre una idea que…

PIÑATERA: ¿Idea? Fantástico. Aquí en Conacumfe somos la fábrica de las ideas. Todas con el fin de organizar los nacimientos de los niños, y todo aquello que pueda dar felicidad. Ayudamos al Comité de Madres Atareadas

COTILLÓN: ¿Y a los  Padres Indecisos?

PIÑATERA: A esos les asesoramos para colocarles el nombre a sus hijos. Estamos saturados de Juanes, Migueles y Alejandros.

COTILLÓN: Raules y Robertos hay como estrellas en el cielo.

PIÑATERA: Diseñamos tortas, piñatas y un largo etcétera, pero lo principal es ayudar a coordinar este desbarajuste en que se ha convertido el planeta hoy en día. Por eso es bueno que domines el manejo de las coordenadas y poner nuestro granito de arena para que los nacimientos sean provenientes del amor responsable.

COTILLÓN: ¿Y entonces? ¿Nos pusimos serios?

PIÑATERA:  Bueno, es un tema serio. Pero, no te creas, tú sabes que somos divertidos y creativos. Nosotros le sugerimos al autor de “Cumpleaños feliz” algunas frases (Cantando) Hay que noche tan preciosa.

COTILLÓN: (Cantando y bailando) Y cochambrosa.

PIÑATERA: Es la noche de tu díaaaa…

COTILLÓN: Comiendo piña.

PIÑATERA: Todo lleno de alegríaaaa…

COTILLÓN: Junto a una tía.

PIÑATERA: En esta fecha nataaaal…

COTILLÓN: Cantar, cantar, cantar, cantar…

PIÑATERA: Esas frases son de nuestra inspiración, aunque siempre pensé que en vez de “Hay que noche tan preciosa” sería mejor “Hay que tarde tan preciosa”, ya que según el departamento de Estadística e Informática de Conacumfe la mayoría de las tortas y piñatas se realizan antes de las seis de la tarde.

COTILLÓN:  (Cambia su estado de ánimo. Nostálgico) Es verdad, la madre de Victorino, mi protegido en la tierra, la hacía a esa hora.

PIÑATERA:  (Comprensible) Ahora que trabajarás aquí, extrañarás mucho a la familia de Victorino en la tierra, ¿verdad?

COTILLÓN:  Sí. Hoy es su cumpleaños, si soy ascendido este será el último día en que seré su Ángel de la Guarda en la tierra, ya no lo veré más.

PIÑATERA:  Así es este negocio, pero todo es por el bien de los niños. La regla dice que puedes ser ascendido después de dominar el manejo de las coordenadas de La Bola de Espejos y en el día del cumpleaños de tu protegido, y todo esto se ha dado.

COTILLON:  Gracias, Piña. (Se corrige apenado) Perdón, Piñatera.

PIÑATERA:  Pero ahora estarás aquí en Conacumfe, y Victorino tendrá un nuevo Ángel de la Guarda. Tu trabajo ha sido tan bueno con él que ese nuevo Ángel de la Guarda no tendrá mucho que hacer. Pero deja la nostalgia, desde mañana ya sabrás todo sobre la verdad de La Bola de espejo.

COTILLÓN:  (Afectado, como quien guarda una inquietud) Sí, eso me alegra…

PIÑATERA:  (Perspicaz) Peeeeeerooooo… ¿Qué pasa?

COTILLÓN:  Es queeeeee…quisieraaaa

PIÑATERA:  (Alarmado) ¿Quieres hacerte visible en la tierra ante Victorino para despedirte?

COTILLÓN:  (Evadiendo) ¿Quiéeeeen yooooooo? (Sincero) Bueno, usted sabe que no puedo decir mentiras, quisiera que él pueda verme y explicarle que no lo abandono, sino que tendré otras responsabilidades.

PIÑATERA:  Si te haces visible en la tierra podrías perder tus poderes y no autorizarían tu nombramiento en Conacumfe. Tú eres ahora el único que puede manejar La Bola de espejos en su siguiente etapa. Además. El que te hagas visible en la tierra podría afectar tu salud, podrías morir.

COTILLÓN:  Lo entiendo, no sé preocupe.

PIÑATERA:  Sé lo mucho que extrañarás a tus amigos en la tierra…

COTILLÓN: Bien. Es sobre ese niño que quiero hablarle, hoy es el cumpleaños y…

(La conversación de Cotillón y Piñatera se interrumpe con el sonido de una alarma que anuncia la sorpresiva entrada en escena de dos extraños personajes en actitud detectivesca, son: Supervivosor y Secrecombo. Este último viene con maletín ejecutivo y libreta de mano. Realmente, son, Brutajita y Asistonto disfrazados, sin ser descubiertos. Claro, esta información la sabe ahora el lector, y el equipo que bien tenga la gentileza de montar la obra, no el espectador)

SUPERVIVOSOR: Buenos días, buenas tardes, buenas noches y buenas madrugadas.

PIÑATERA: (Extrañada) Buenas ¿En qué les puedo ayudar?

SUPERVIVOSOR: En realidad soy YO el que puede ayudarle a usted. Soy el SuperVIVOsor y vengo en compañía de mi Secrecombo personal.

COTILLÓN: ¿Secre-combo?

SUPERVIVOSOR: Secre de secretario y Combo porque  cumple muchas funciones y…

SECRECOMBO: ... cobro barato Jijijijijijijiji.

SUPERVIVOSOR: Es secretario, guardaespaldas, chofer, asesor, cocinero, policía secreto, lavandero, y control remoto.

PIÑATERA: ¿Control Remoto?

SUPERVIVOSOR: Como se me dañó el control remoto del televisor entonces doy una palmada y Secrecombo viene corriendo a cambiarme el canal. Es un secretario múltiple.

SECRECOMBO: Jijijijijijiji. Secretario múltiple y eso que no sé multiplicar.

PIÑATERA: Sean bienvenidos, pero, exactamente ¿A qué han venido a Conacumfe?

SUPERVIVOSOR: Señora Piñatera Dale Dale, esto no es una visita de cortesía –aunque con gusto le aceptaría un café-, estamos aquí para realizar una ultra secreta y severa Inspección en Conacumfe. Y no puedo darle más información por asuntos de seguridad celestial nacional (Paternal. A Cotillón que los mira capciosamente) ¿Qué tanto nos ves Angelito bello?

COTILLÓN:  No sé, pero la cara de Secrecombo me parece conocida, yo nunca olvido una cara, aunque con ustedes podría hacer una excepción.

SECRECOMBO: Creo que nos llamaron feos jijijijijijijiji.

PIÑATERA:  Tendrá que mostrarme una Orden Superior para esta inspección.

SUPERVIVOSOR:  ¿Orden superior? ¿Qué Orden Superior? (Disimulando. Corrigiéndose) Claaaro, una Orden Superior. Tome nota secretario. Piñatera Dale Dale, ha superado la primera prueba del examen. Antes de permitir la revisión secreta se ha apegado al reglamento y ha exigido una Orden Superior como lo dicta el Párrafo 1-2-3 pollito inglés del articulado 14 y piquito en su aparte 23 y 1/2 ¿Tomó nota?

SECRECOMBO: Tomé.

SUPERVIVOSOR:  Sigamos ¿Cuántos Ángeles tienen acceso a este lugar?

COTILLÓN:  Un momento ¿Y entonces?

SECRECOMBO: (A Cotillón. Desafiante) ¿Entonces qué?

PIÑATERA: (Obvia) La Orden Superior, muéstrela.

SUPERVIVOSOR: (Disimulando) En este Conacumfe van por el record, de dos dos, llevan tres estrellas y cinco chocolates. Según el Párrafo 0x0=0 del articulado 33 en su aparte 504 y 3/4 de nuestro código, los inspeccionados deben insistir en ver la Orden Superior y no caer en engaños falsos de Supervivosores que se hacen los locos para no mostrar nada.

COTILLÓN:  Así como usted, por ejemplo…

SECRECOMBO: (En voz bajita) Exacto, así como Supervivosor, jijijijijijijiji.

SUPERVIVOSOR:  Secrecombo (Cómplice. Guiñándole un ojo a Secrecombo) Entrégale “La Orden Superior” a la Sra. Piñatera. 

SECRECOMBO: (Nervioso) ¿Orden? Pero, pero… nosotros no…

SUPERVIVOSOR:  (Haciéndole un truco mágico al bolso de Secrecombo) Revisa aquí, revisa allá, en tu maletín la orden estará.

SECRECOMBO: (Entendiendo torpemente la indirecta de la magia) Aaah, ya entiendo, usted hizo un... (Hace gesto de mago)  y ta ta ta taaaan (Sacando papeles y cosas de su maletín) A ver... Una citación de la prefectura, ropa para la lavandería, un examen donde me reprueban como Ángel, la lista para el mercado (La consigue) Aquí está la orden superior.

PIÑATERA: (Revisando la orden) Yo no sabía nada de una inspección.

SUPERVIVOSOR:  ¿No le dije que esto era una inspección secreta?

PIÑATERA: Sí.

SUPERVIVOSOR: Y si es secreta ¿Cómo quería usted estar enterada?

PIÑATERA: Bien ¿Qué desean saber? ¿Sobre nuestros planes para distribuir mejor el amor y cariño y tener un mejor control de la natalidad?

SUPERVIVOSOR: (Superior) Control de la natalidad, muy interesante.

PIÑATERA: Es muy complicado, pero tratamos de orientar mejor a los niños, niñas y adolescente y evitar nacimientos no deseados y no planificados.

SUPERVIVOSOR:  (Superior) No deseados y no planificados, muy interesante…

PIÑATERA: ¿O querrán saber sobre los nuevos modelos de Piñatas? Para atender algún golpe involuntario tenemos algunas que vienen con spray anestésico

SECRECOMBO: (Imitando a Supervivosor) Spray anestésico. Muy interesante.

PIÑATERA:  ¿Alguna pregunta, Supervivosor?

SECRECOMBO: (Sin dejar hablar a Supervivosor) Sí. ¿Voy a casarme algún día? ¿Alguien se enamorará de mí? ¿Un sapo se puede convertir en príncipe?

COTILLÓN:  ¿Crees que Piñatera es la adivinadora de un circo ilegal? Además, detengan esto, ustedes son muy sospechosos.

SECRECOMBO: ¡Nosotros no somos sospechosos! ¡Mentiroso!

COTILLÓN:  Me vuelves a llamar mentiroso y olvidaré que soy un Ángel.

SUPERVIVOSOR: Cotillón, disculpa a mi EX-secretario.

SECRECOMBO: ¿Ex?

SUPERVIVOSOR: ¡Estás despedido como secretario! Ahora solo eres guardaespaldas y los guardaespaldas no hablan, solo ponen cara seria y arrugada.

SECRECOMBO: AAAAyyyy me dolió, en mi sueldo.

PIÑATERA: (Tratando de acabar con la reunión) Como usted verá Supervivosor, todo está bien por acá, solo que con mucho trabajo, le pido con mucho respeto que si no hay otra cosa…

SUPERVIVOSOR:  Sí, a simple vista todo funciona bien en Conacumfe. En otra oportunidad revisaré los archivos del Seguro Social y todo eso. Lo mejor será retirarme y por si acaso yo no vuelvo me despido a la llanera y… (Reacciona falsamente como recordando algo de última hora) Oh, caspitas, rayos, santos cumpleaños felices, se me olvidaba un pequeño detalle, algo sin importancia, tan sin importancia que se me estaba pasando. Usted podría decirme ¿Dónde está La Estrella Orientadora?

COTILLÓN: ¿Cuál Estrella Orientadora? Aquí tenemos estrellas de la farándula angelical ¿No vio nuestra ultima teleangelicalnovela “El Ángel de La Guarda que no Guardó Nada”? protagonizada por Angelines Fernández y Angelicado Voló. O nuestra estrella deportiva, el pícher estrella Angina de Pecho de Los Angelinos del Cielo Raso.

SECRECOMBO: ¿Se da cuenta? Se están haciendo los locos. Supervivosor habló claramente de La Estrella Orientadora, eres un mentiroso Cotillón.

COTILLÓN: (Contenido) Hay dos cosas en la vida que no soporto, que se me acabe el dulce de Cabello de Ángel y que me llamen mentiroso, así que prepárate (Cotillón se le encima a Secrecombo. Piñatera sostiene a Cotillón y Supervivosor a Secrecombo. Típica situación de niños peleones)

PIÑATERA: Basta Cotillón, las cosas no se resuelven a trompadas.

COTILLÓN: Me volvió a llamar mentiroso y eso no lo soporto.

SUPERVIVOSOR: Quédate quieto Secrecombo, que vergüenza con Piñatera que se ha portado tan bien. Si sigues te enviaré a la cama sin cenar.

SECRECOMBO: Gran cosota, ya usted me tiene 3 días sin cenar.

SUPERVIVOSOR:  Si te gusta hacer berrinches entonces te despido como Guardaespaldas también, así que me vas dando tu placa.

SECRECOMBO: AAyy eso dolió ¿Y ahora que me van a quitar? ¿Los Cesta Tickets?

SUPERVIVOSOR: Sra. Piñatera ¿Será que podemos hablar en privado?

PIÑATERA: Supervivosor, por favor, no hay necesidad de suspender a Cotillón. Él se molesta cuando lo llaman mentiroso. Pero es un buen Ángel.

SUPERVIVOSOR: No lo quiero suspender, pero insisto en hablar en privado con usted.

COTILLÓN: No se preocupe por mi, Piñatera, no soy mentiroso pero tampoco curioso. Vaya y hable con Supervivosor, me iré para aquella esquina y prometo portarme bien. Recuerde que yo también deseo conversar con usted,

SUPERVIVOSOR: (A Secrecombo) Y tú para la otra esquina (Cada uno se va para su lado. Supervivosor y Piñatera van al centro del escenario. En secreto) Yo necesito saber sobre La Estrella Orientadora.

PIÑATERA: Pero usted sabe que La Estrella Orientadora es Top Secret, privado, confidencial, caca, chito, topotopo, no se habla… y mucho menos delante de los Ángeles de la Guarda por razones obvias.

SUPERVIVOSOR:  ¿Cuáles razones obvias?

PIÑATERA: (Capciosa) ¿Usted no las sabe?

SUPERVIVOSOR:  (Disimulando) Eeeeh, por supuesto que las sé, pero tengo orden de averiguar sus conocimientos como directora de Conacumfe y su respuesta me daría material para mi informe. Además, usted debe saber que hay un plan secreto para apoderarse de La estrella Orientadora.

PIÑATERA: ¿Qué? Yo no sabía nada.

SUPERVIVOSOR: ¿Por qué cree que estoy aquí? ¿Por qué cree que le pedí hablar en secreto? (Tras pausa) ¿Entonces? ¿Dónde está La Estrella Orientadora? ¿Tiene algún plan secreto para dirigir sus coordenadas?

PIÑATERA: (Explica resignada) Usted sabe que La Estrella solo puede ser tocada y manejada por Un Ángel de La Guarda ascendido.

SUPERVIVOSOR:  Lo sé, lo sé.

PIÑATERA:  Yo estoy preparando a Cotillón para eso, pero cumpliendo el protocolo estrictamente, ya sabe la regla ¿No?

SUPERVIVOSOR:  ¿La regla? (Disimulando) Ah, claro, la regla, sí, sí, sí. Pero dígamela aquí en secreto, usted sabe para mi evaluación.

PIÑATERA:  El debe dejar de ser un Ángel de la Guarda en la tierra el día del cumpleaños de su protegido. Cotillón maneja La Estrella del Oriente sin saber que es la Estrella Orientadora.

SUPERVIVOSOR:  ¿Y cómo puede hacer eso?

PIÑATERA:  Pues La Estrella del Oriente está oculta dentro de La Bola de Espejo. Cuando el sepa esta información al ser ascendido, ya no le costará adaptarse.

SUPERVIVOSOR:  (Comprendiendo) Aaaaah, interesante, genial.

PIÑATERA:  ¿Usted sabía eso? ¿No?

SUPERVIVOSOR: ¿Yooo? (Disimulando) Claro, claro, fui uno de los que propuse esa idea, por favor, por eso me parece genial. Solo lo estoy probando.

PIÑATERA: Cotillón, maneja La Bola de Espejos, sin saber que adentro está La Estrella Orientadora. Le pido: “Muévete al centro, a la izquierda, ahora a la derecha. Revisa el cuadrante con la escala”… siempre sin que él sepa que es La Estrella, ya que él está en período de prueba. Así manejo sus coordenadas y tengo control de la situación.

SUPERVIVOSOR: (Con la voz de Brutajita. Para sí) Con razón.

PIÑATERA: ¿Con razón qué? ¿Qué le pasó a su voz?

SUPERVIVOSOR: (Reaccionando. Con voz de Supervivosor. Disimulando) Razón... razón... razonable. ES que estoy saliendo de un resfrío. Me parece muy bien su plan de disfrazar La Estrella Orientadora y que solo pueda ser manejada por Ángeles sin que éstos sepan, aunque eso nos hace depender mucho de ellos.

PIÑATERA: Se puede confiar en ellos, es una precaución que no le hace daño a nadie, entienda, si la estrella cayera en manos enemigas…

SUPERVIVSOR: Sería terrible. Es bueno saber que Conacumfe está en buenas manos. Ahora ¿No ha pensado usted hacer mejor uso de La Estrella Orientadora?

PIÑATERA: ¿Mejor uso? Nosotros hacemos el mejor uso que podemos.

SUPERVIVOSOR:  Sí, pero usted podría controlar algunos “factores”, controlar que nazcan más niñas que niños, por ejemplo.

PIÑATERA: ¿Para qué?

SUPERVIVOSOR: Sería mas rentable para usted, podría ganar comisiones inmensas por las ventas de vestiditos, muñecas, juegos de cocinita y esas cosas.

PIÑATERA: ¿De qué habla?

SUPERVIVOSOR:  Las ventas de bates y pelotas de béisbol han bajado exageradamente pues esas cosas duran mucho tiempo y se rompen poco. Los trompos, las perinolas y los papagayos dan pocos dividendos. Hay más mercado para las niñas ¿Qué opina? Usted podría controlar a Cotillón a su antojo.

PIÑATERA:  ¿Quién es usted? No le permito que... Cotillón, enciende las alarmas.

SUPERVIVOSOR:  (Disimulando) Bravo, de tres tres. No esperaba menos, usted es incorruptible. Ha aprobado la mayor de las pruebas. Discúlpeme, le hice esta “proposición indecorosa” para saber si caía en la trampa, sé qué fue desagradable pero debo ceñirme al reglamento. Ahora sé que puedo confiar en usted.

PIÑATERA: ¿Era una prueba?

SUPERVIVOSOR:  Claro ¿Acaso qué pensaba? (A Secrecombo) Secretario.

SECRECOMBO:     Usted me despidió.

SUPERVIVOSOR:  Cállese y saque el certificado de aprobación.

SECRECOMBO:     ¿Pero, cuál Certificado?

SUPERVIVOSOR: (Haciendo movimiento mágico) Por la verde rama, por el verde mar, el Certificado en tu bolso estará ¡¡ZUAS!!

PIÑATERA: Quisiera que me hablara sobre el plan secreto para… usted sabe que.

SECRECOMBO: Ah, ese es el plan que tiene La Bruja Malvada y perversa que quiere robarse el cumpleaños feliz y así adueñarse del mundo y…

SUPERVIVOSOR:  ¡Secrecombo! Calladito te verás igual de feíto pero quiero que hagas chito. (A Piñatera) No le haga caso a Secrecombo. No sabemos quien es el que quiere hacer lo que usted sabe que quieren hacer, pero veo que la seguridad aquí es muy buena. Pienso quedarme unas horas más por pura rutina. Y contigo mi querido Cotillón quiero hablar después… tengo estupendos planes para ti.

COTILLÓN: Pero yo necesito hablar desde hace rato con Piñatera y…

SUPERVIVOSOR: Claro, pero primero lo primero (A Piñatera) ¿Podría llevarme a la oficina para el papeleo de rutina?

PIÑATERA:  Claro, pero quiero que me explique sobre “usted sabe que”, y si puede envíeme más refuerzos para proteger a Conacumfe lo mejor posible.

COTILLÓN:             Piñatera, necesito hablar con usted y pedirle permiso para…

SUPERVIVOSOR: Todo a su tiempo Cotillón. Sígueme Secrecombo (Supervivosor y Piñatera salen. Pero Secrecombo se queda rezagado y se oculta en algún lugar para expiar a Cotillón que no lo ve)

COTILLÓN:  Yo quería hablar a Piñatera sobre Victorino, el niño del que soy Ángel De la Guarda en la tierra. Es muy especial y está de cumpleaños, yo quiero hacerle un regalo muy bonito. Tiene que ser ahora, me queda poco tiempo como Ángel de la Guarda. Y de verdad quiero ascender aquí en Conacumfe. ¿Qué hago? Quiero despedirme de Victorino, y no puedo ¿Qué hago? Tengo una idea para un buen regalo, sé que él no recibirá muchos obsequios hoy. Tengo que actuar pronto (Sale. Inmediatamente Secrecombo sale de su escondite)

SECRECOMBO:     Muy interesante el dilema de Cotillón, por eso lo voy a seguir mejor (Y sale tras Cotillón)  



ACTO II: EN EL GALPÓN DE LA AMISTAD / LEVANTEN LA MANO LOS VOTEN POR MI. (Oscar y Margarita se enfrentan a Luisa y al cumpleañero Victorino por el dominio de El Galpón)

OSCAR:        Esta es la peor fiesta de cumpleaños en la historia. Está muy ¿Cómo decirles?: Asturias.

LUISA:          (Lo corrige)  Austera.

OSCAR:        Como sea. No hay decoración, música.

VICTORINO:            Pero estoy con ustedes, que son mis amigos, en el Galpón de la Amistad.

OSCAR:        Además, no me pidieron permiso. Tienen que pagarme un alquitrán.

LUISA:          (Lo corrige) Será un Alquiler.

OSCAR:        Como sea, Luisa. Igual tienen que pagar ¿Dónde está la diversidad?

VICTORINO: (Corrigiéndolo) Será la diversión.

MARGARITA: A mi primo Oscar le gustan mucho los payasos.

OSCAR:        ¡Margarita!

LUISA:          ¿Payasos? (A Oscar) ¿Será por eso que estás enamorado de ti?

OSCAR:        (A Luisa) Sé qué soy atractivo y que te tengo loca, pero a mi no me gustan los payasos. Yo hablé de diversión por mi prima Margarita, a ella si le gustan y por eso vino.

MARGARITA: (Enamorada) Yo vine por Victorino que es tan belloooo…

OSCAR:        ¿Y entonces prima Margarita? (Manipulándola) ¿Tú no ibas a merendar donde mi mamá?

MARGARITA: (Resignada) Si no fuera por la torta de chocolate que hace mi tía no te siguiera pa’ arriba y pa’ abajo.

OSCAR:        Yo hablo de la música, la comida, las nenas, de esa diversión.

LUISA:          En los cumpleaños hay todo eso, pero también se acostumbra a dar obsequios al cumpleañero ¿Dónde está tú regalo para Victorino?

OSCAR:        Mi presencia es suficiente, además, yo estoy poniendo el galpón.

LUISA:          ¿Y para qué estás cobrando alquiler?

VICTORINO: No discutamos en mi cumpleaños, yo solo quiero la amistad de ustedes.

MARGARITA: (Dulce y enamorada) ¿Y amor no quieres?

LUISA:          Este galpón es de todos. Por eso se llama, el Galpón de la amistad.

OSCAR:        Llámese como se llame, este galpón es mío.

LUISA:          (A Oscar. En posición de combate) ¿Sí? Atrévete a sacarme de aquí (Oscar hace varios amagos de agarrar a Luisa, pero el porte de esta se lo impide y termina retrocediendo)

OSCAR:        (Como si nada) ¿Sabes por qué no te pego Luisa?

LUISA:          (Amenazante) Porque sería lo último que hagas en tu vida.

VICTORINO: Oscar sabe que a las niñas delicadas ni con el pétalo de una flor.

OSCAR:        ¿Y quién dijo que Luisa es una “niña delicada”?

LUISA:          (Correteando a Oscar) Respétame, que yo si soy una niña delicada. El hecho que me gusten los deportes extremos, el fútbol, béisbol, boxeo, kárate y no me guste jugar con muñecas no significa que no sea una niña delicada, y al próximo que insinúe que soy  marimacho le rompo la cara.

VICTORINO: Tranquila Luisa, nadie piensa eso.

LUISA:          Yo sólo defiendo mi derecho a la igualdad.

OSCAR:        ¿Ah sí? Yo te daré tu derecho y tu torcido también (Oscar le lanza a Luisa un fuerte golpe que esta esquiva. Lo vuelve a intentar y se lo vuelve a esquivar. Luisa le toma el brazo y se lo tuerce colocándolo contra el piso y ella arriba de él en franca superioridad. Este sigue en su pose de fortachón) Ay, ay ¿Te rindes? Ay... Si te rindes prometo soltarte. Ay...

LUISA:          (Soltándolo) Si no fuera por lo patético, darías risa.

MARGARITA: (Irónica) A la próxima te va peor Luisa ¿Verdad primo?

OSCAR:        Lo que pasa es que me agarró descuidado.

VICTORINO: Las cosas no se solucionan con trompadas Oscar. Mucho menos intentar pegarle a una niña. Si tú quieres ser el líder del grupo tienes que ganarlo con la mayoría de los votos, como siempre, eso es la democracia.

OSCAR:        ¿Te la das de “caballero” y dices groserías?

LUISA:          ¿Cuál grosería?

OSCAR:        Dijo: Demostraciazzz

MARGARITA: Es: De-mo-cra-cia y eso no es una grosería, eso significa que…, significa que…

VICTORINO: Democracia es un término complejo, pero digamos que es cuando el pueblo ejerce la soberanía eligiendo a sus gobernantes libremente por medio del voto.

OSCAR:        Uyyy. Que sabiondos e inteligentes, seguramente ustedes tienen dos cerebros, uno para pensar y otro para presumir.

MARGARITA: Tener dos versiones de las cosas es bueno. El chocolate, por ejemplo. Está el chocolate marrón y el chocolate blanco. La lechosa, te la puedes tomar en batido, y merengada.

LUISA:          También las películas. “Tio Tigre y tio Conejo”, parte 1 y “Tio Tigre y tio Conejo” parte II: “La venganza del conejo”.

VICTORINO:            Sí, y la democracia también tiene 2 versiones. La representativa y la participativa ¿Sabes la diferencia?

OSCAR:        ¿Me puede repetir la pregunta?

LUISA:          La democracia representativa, como la palabra sugiere, tiene que ver con que los ganadores de las elecciones nos “representan” gracias al poder que les hemos dado votando por ellos, y al representarnos toman las decisiones por nosotros.

OSCAR:        (Sin comprender mucho) Uhmmm. Fíjate tú chico.

LUISA:          Pero en la participativa, como su nombre lo dice, significa que el pueblo, o sea, nosotros, votaremos por alguien, y los ganadores de esas elecciones no solo nos representarán, también nos hacen participe de las decisiones que tomen ¿Comprendes?

OSCAR:        ¿Representativa y participativa? Que lavativa.

MARGARITA: Oscar ya debe tener el cerebro fundido de tanta información.

VICTORINO:            (A Oscar) Es sencillo, por ejemplo. Si después de ganar unas elecciones entre nosotros fueras el líder de esta Galpón nos puedes representar y tomar decisiones por nosotros. Pero también nos puedes hacer participe de esas decisiones, incluso siendo nuestro líder.

LUISA:          Otro ejemplo. Pintar el Galpón de un color sin consultarnos o preguntar de qué color queremos hacerlo. Es sencillo.

OSCAR:        Como sea, nosotros somos niños y no debemos ocuparnos de la políglota.

LUISA:          Querrás decir: La Política.

OSCAR:        Como sea, se acabó. Este galpón es mío. De niño mi tatarabuelo era el más bravo de este barrio y fue el encargado de hacer este galpón, luego mi abuelo, después papá tomó la batata.

VICTORINO:            (Lo corrige) La Batuta.

OSCAR:        Como sea. Lo que quiero decir es que por tradición yo soy el chivo que más manda.

LUISA:          Será el que más berrea. El liderazgo se gana, no se hereda.

OSCAR:        ¿Qué no? (Superior) En el mundo hay países donde sí se hereda el liderazgo. Hay un rey cuyo papá fue rey y antes su abuelo y antes su bisabuelo y así sustantivamente.

VICTORINO: (Lo corrige) Sucesivamente.

OSCAR:        Como sea.

LUISA:          Y tú habrás heredado lo tonto, pues en esos países donde ocurre eso es porque son válidas las monarquías ¿Sabes lo que es una monarquía?

OSCAR:        Bueno... ehh... ¿Me puedes repetir la pregunta?

VICTORINO:            Hay países donde hay reyes y reinas.

MARGARITA: (Enamorada) Y en los cuentos de hadas

(Canción: “Con democracia ganamos todos”)

VICTORINO: Eso está muy bien para esos países, pero nosotros no tenemos reyes. Aquí lo que impera es la Democracia. Si quieres ser nuestro líder tienes que ganarlo. Así que, hagamos un ejercicio, votemos a mano alzada para saber quien será nuestro presidente en el Galpón de La amistad. Yo propongo a Luisa como nuestra candidata ¿Y ustedes?

MARGARITA: (Emocionada) Yo, yo, yo. Yo soy la candidata. Yo. Mis medidas son 30-30-30 y les juro que no me he operado nada. Bueno, solo las amígdalas y no fue tan malo pues comí mucho helado de chocolate en mi recuperación. Ah, una vez me enyesaron el brazo. Prometo velar por el derecho de los ancianos y las ballenas marrones porque ya sé que hay quienes velan por las ballenas azules y…

OSCAR:        ¡Margarita! Sé que soy guapo, pero esto no es un concurso de belleza. El candidato soy YO!!!

MARGARITA: ¿Por qué?

OSCAR:        Porque si no soy YO le diré a mi mamá que no te de torta de chocolate cuando vayas a casa y también le daré tu diario a Victorino para que lo lea

LUISA:          ¿Sabes cómo se llama lo que estás haciendo?

OSCAR:        Sí, se llama... ¿Chatear?

VICTORINO: (Lo corrige) Chantajear… y en fin. Los candidatos son Luisa y Oscar.

OSCAR:        ¿Y la campaña electoral? Quiero forrar el barrio con mi bello rostro y mi eslogan: Con Oscar de presidente la vida es incandescente.

VICTORINO:            Esto es un ejercicio, vamos. Los que voten por Luisa que levante la mano (Lo hacen Luisa y Victorino) Bien, dos votos a favor de Luisa ¿Quién vota por Oscar? (Margarita con desgano levanta su brazo. Oscar eufórico levanta sus dos brazos)

OSCAR:        La votación es clara y contundente, gané YO.

LUISA:          ¿Además de no saber hablar bien tampoco sabes sumar?

OSCAR:        Ustedes sacaron 2 votos. Nosotros sacamos 3. Margarita tiene un brazo levantado y yo tengo dos brazos levantados ¿Sabes lo que eso significa?

LUISA:          Qué tienes que cambiar de desodorante.

VICTORINO: Compañeros, aquí hay empate a dos y esto no es una final de Mundial de fútbol para decidirlo por penaltis ¿Cómo hacemos para desempatar?

LUISA:          ¿Un combate de karate entre Luisa y Oscar?

OSCAR:                    (Asustado de enfrentar a Luisa) ¡¿Qué?! ¡No! (Disimulando)… es decir, yo no le voy a pegar a una nena.

VICTORINO: ¿Un concurso de conocimiento entre Luisa y Oscar?

MARGARITA: Noooo, ya perdimos.

OSCAR:        ¿Entonces? ¿Quedamos empatados?

LUISA:          ¿Yo, “empatada” contigo? Ni en tus sueños. Ahora ¿Qué podemos hacer?

(Se escucha un trueno, las luces van y vienen, todos se extrañan, nadie sabe lo que pasa. Se escucha la voz en off de Cotillón)

COTILLÓN: (En off) Yo tengo la solución.

OSCAR:        Yo no fui, soy inocente. ¿Quién está ahí?

(Todos buscan quién dijo esto último, cuando vemos a Cotillón con una mochila de gran tamaño, que surge de la nada disfrazado de niño. Muy discretamente vemos que aparece Secrecombo, se  esconde y observando todo)

COTILLÓN: Yo... y falta mi voto.

MARGARITA: ¿Y quién eres tú?

COTILLÓN:  Me llamo, Cotillón.

OSCAR:        (Burlón) ¿Qué? Bien bueno, pues ¿Y qué sorpresita nos traes “Cotillón”?

COTILLÓN:  Soy nuevo en el barrio, pero ejerciendo mi derecho al sufragio, voto por Luisa.

MARGARITA: (A Cotillón, enamorada) ¿Y tienes noviaaaaaa?

OSCAR:        ¿Y entonces? No sé dan cuenta que este es un intruso, él no puede votar.

MARGARITA: ¿Y si votara por ti, Oscar?

OSCAR:        (Interesado) Eso cambiaría las cosas. Bienvenido Cotillón, al galpón (A Cotillón. Sobornándolo) ¿Te gusta el dulce de Leche? ¿Torta de chocolate? Mi mamá hace todas esas cosas ¿Te gustaría votar por mí?.

COTILLÓN:  No, voto por Luisa.

LUISA:          Ya lo oyeron, no sé de donde salió el compañero Cotillón pero votó por mí. Ganó la mayoría, soy la líder y deseo un Galpón participativo y no representativo. ¿Quiénes quieren celebrar el cumpleaños de Victorino?

LUISA, VICTORINO, MARGARITA Y COTILLÓN: ¡¡Yoooo!!

LUISA:          Habló la mayoría. Declaro que este Galpón es de todos, que celebremos el cumpleaños de Victorino y se acabó la discusión.

OSCAR:        Eso lo veremos (Oscar trata de golpear a Victorino, pero Cotillón discretamente hace un gesto mágico sacando polvos especiales de su mochila de Ángel de la Guarda. Oscar queda moviéndose y hablando en cámara lenta) Nooo see queee me paaasa, estoyyy leeento, no tomeeé mucho vueloo…

MARGARITA: Oscar siempre anda en la luna, y ahora parece un astronauta.

                        (Cotillón, igual discretamente, le quita el hechizo a Oscar quien recupera su movimiento normal, pero no entiende que es lo que le pasa)

VICTORINO: Yo no quiero pelear Oscar, mejor será que te tranquilices.

OSCAR:        (Ya con su movimiento normal. Empieza a ejercitarse) No cantes Victoria, te salvaste porque no había calentado. Ya verás. Ahora de un solo golpe los noquearé a los tres (Oscar va a lanzar golpe. Cotillón vuelve a arrojar polvos mágicos sobre Oscar y este termina pegándose el mismo) Ay. ¿Qué pasa? Estoy apuntando mal, ay, ay, me estoy pegando yo mismo. Pero esto no se quedará así, voy a mi casa a tomarme un jugo de naranja para recuperar fuerzas y…

LUISA:          Yyyy qué (Entre Cotillón, Victorino y Luisa corretean a Margarita y Oscar)

OSCAR:        Volveré a tomar el poder, les prometo vergüenzaaaa (Salen corriendo)

LUISA:          Querrás decir: Venganzaaa. Tus padres deberían demandar a tu escuela por la educación que te han dado (Victorino, Luisa y Cotillón quedan felices y victoriosos)



ACTO III: EN EL GALPÓN DE LA AMISTAD / YO SOY UN ÁNGEL.

VICTORINO: Presidenta ¿Cuál será su primera decisión?

LUISA:          Que todos hagan una gran bulla en honor a tu cumpleaños, tómalo  como un regalo (Todos gritan y saltan felices)

COTILLÓN: Por cierto, no sabía como dártelo, pero ya que aparecí te voy a dar tu regalo de cumpleaños.

VICTORINO: ¿Un regalo? ¿Para mí? Cotillón, sé que eres un niño y nos ayudaste a ganar las elecciones del galpón. Pero mis padres me tienen prohibido aceptar regalos de extraños, y yo apenas te conozco.

COTILLÓN:  Y mucha razón tienen tus padres, pero yo no soy un extraño, te conozco muy bien. No puedes rechazar mi regalo, me he metido en muchos problemas para traerlo. Además, sé que hoy no vas a recibir muchos obsequios que se diga.

VICTORINO: (Extrañado) ¿Y cómo los sabes?

COTILLÓN: Por favor, no hagas que te lo diga. Estoy arriesgando mi vida en está dimensión haciéndome visible ante ustedes.

LUISA:          ¿Esta dimensión? O sea ¿Vienes de otro mundo? ¿Tú eres invisible?

COTILLÓN:  (Nervioso. Enredado) Sí, soy invisible, es decir, ahora no lo soy, pero nosotros no debemos hacernos visibles, pero suelo ser invisible, me refiero, entre nosotros, los de mi clase.

VICTORINO: Discúlpame, pero pareciera que estás diciendo mentiras.

COTILLÓN: (Contenido) ¿Me estás llamando mentiroso? Si no fuera porque te conozco bien y entiendo que la situación es confusa, no te lo permitiría.

LUISA:          Pero es que no terminas de explicar eso de que eres invisible, de donde vienes y porqué traes un regalo para Victorino sin conocerlo. Si nos das una explicación convincente, te creeríamos.

COTILLÓN: Bien. No hay que temer decir la verdad. Soy un Ángel, vengo de Conacumfe, Coordinación de Nacimientos y Cumpleaños Felices. Un sitio donde se planean los nacimientos y los cumpleaños de los niños (Luisa y Victorino se ven serios y terminan riendo a carcajadas por la revelación)

VICTORINO: Ja, ja, ja, ja. Un Ángel, esa estuvo buena.

LUISA:          ¿Conacumfe? No sé si Cotillón es mentiroso, pero lo que si sé es que tiene mucha imaginación.

VICTORINO: Qué lastima que en vez de un “Ángel” no haya venido el genio de La Lámpara de Aladino, para ser ahora, La Lámpara de Victorino y así pedir mis tres deseos. Ja, ja, ja, ja. (Cotillón hace un gesto mágico y saca de su mochila una lámpara de Aladino dejando boca abierta a Luisa y Victorino)

COTILLÓN: (Dándole la lámpara a Victorino) Te aconsejo que no la frotes, tarde o temprano la gente termina arrepintiéndose de los deseos que pide.

VICTORINO: ¿Y cómo sabías que iba a bromear con eso de la Lámpara? Capaz que te digo que me muestres el peluche de una jirafa con sobrero de vaquero y lazo rosado y me lo sacas de tu mochila (Cotillón hace un movimiento mágico y saca una jirafa con sobrero de vaquero y lazo rosado. Luisa y Victorino quedan asombrados)

LUISA:          (Alarmada) Ya va, como presidenta te exijo que nos digas ¿Quién eres tú?

COTILLÓN:  Piñatera me va a matar, pero no puedo quedar como mentiroso. (Resignado) Soy un Ángel. El Ángel de La Guarda de Victorino.

VICTORINO: ¿Mi Ángel de La Guarda? Entonces no hiciste un buen trabajo, hace dos meses me caí de una patineta y le pegué la cabeza a un poste, tres puntos de sutura me costó la gracia ¿Dónde estabas que no evitaste el accidente? ¿En el baño?

COTILLÓN: Junto a ti, de hecho te empujé mágicamente al poste, pues si seguías de largo te iba atropellar un carro que pasaba por la calle. Te cambié tres puntos de sutura por quedarte sin cabeza ¿Qué preferías?.

VICTORINO: (Recordando asombrado y atando cabos) Oye, es verdad, ahora entiendo ese cambió de rumbo repentino que me hizo estrellar al poste, pensé que había sido suerte esquivar el carro.

COTILLÓN:  ¿Quién crees que hizo que Oscar peleara en cámara lenta o se golpeara él mismo? Este que está aquí. Sé de el lunar que tienes en esa zona privada que no te gusta que ni tu mamá vea, también sé que te gusta ser un súper héroe cuando te encierras a solas en el baño y sé que te tiene loquito una amiguita (Mirando a Luisa) tuya que se llama…

VICTORINO: ¡¡Basta, no sigas!!

COTILLÓN: Te traje un regalo pues, como tu Ángel de la Guarda, pude leer una carta donde les pides a tus padres que no se preocupen por no poder regalarte este año lo que tú querías. Que el año que viene será mejor y seguro podrán hacerlo. Eso es un gesto de un niño especial.

VICTORINO:            ¿Y cómo sabes tanto de mí? ¿Cómo pudiste leer esa carta?

LUISA:          (Ya convencida) Porque ya no podemos seguir negándonos a creer en Cotillón, ante tan contundentes argumentos: Él es tu Ángel de la guarda.

LUISA Y VICTORINO: (Se miran) ¿Un Ángel? ¡¡¡Auxilio!!! (Salen corriendo. Cotillón realiza un movimiento mágico y estos quedan sin saberlo corriendo en el mismo sitio. Cotillón se les acerca por detrás. Luisa y Victorino se dan cuenta que corren en posición estacionaria, ven a Cotillón y terminan tropezándose entre sí para caer al piso)

ÁNGEL:        (Tierno, sincero) ¿Por qué corren? Soy un Ángel de la Guarda bueno, vine por el cumpleaños de Victorino arriesgando mi vida. No debí hacerme visible, lo hice para ayudarlos con el galpón. Me pareció valiente lo que hacían, aprecio mucho a Victorino, su familia, a todos, y ya no lo veré más.

VICTORINO:            ¿Por qué?

COTILLÓN:  Seré ascendido para trabajar en Conacumfe, la sede principal, manejaré las coordenadas, tendré la responsabilidad del nacimiento y los cumpleaños de muchos niños.  

LUISA:          Que trabajo más bonito y emocionante, te felicito.

COTILLÓN:  Gracias, solo espero por el nombramiento oficial, ojalá que mi aparición en la tierra no sea un impedimento. Una vez que confirmen mi ascenso al recibir la carta de Conacumfe, ya no podré volver a la tierra, y aunque estoy feliz por mi nuevo trabajo, los extrañaré mucho. Son muchos años juntos, solo que ustedes no me veían, como todos los demás niños no pueden ver a sus ángeles de la guarda.

LUISA:          Entiendo.

COTILLÓN:  Comprendo que no me crean, pues es una historia fantástica, pero es la verdad. Odio las mentiras. Vine por el regalo de Victorino, lo iba a dejar anónimamente en su cuarto, pero no pude contenerme al verlos luchar por el galpón. Los Ángeles de la Guarda, al hacernos visibles vamos perdiendo nuestros poderes y arriesgamos la vida de Ángel.

VICTORINO:            ¿Morirás?

COTILLÓN:  Si es por cuidar a mi protegido, moriría tranquilo, pero debo irme, voy a esperar mi nombramiento en el cielo, no puedo perder más fuerzas. Pronto tendrás un nuevo Ángel de la Guarda Victorino, a todos les irá muy bien. Entiendo que no me crean, igual, los ángeles los seguirán cuidándolos. Una vez que me vaya, no recordarán nada, pero yo no los olvidaré jamás, te dejaré el regalo en tu cuarto Victorino, al verlo, creerás que es un regalo anónimo de algún amigo secreto, adiós.

VICTORINO:            Espera, si te creemos, entiende, era una historia de película, pero ya te creemos. Ahora que te escucho, siento que tu presencia es familiar y eso es porque dices la verdad, arriesgaste tu vida al venir, para cuidarme, eso dice mucho de ti, gracias. Eres un gran Ángel, el mejor. (Ángel, Luisa y Victorino, se abrazan) Y yo no quiero regalos Cotillón, con tu amistad es suficiente. Saber que tengo un Ángel de la Guarda es el mejor obsequio.

COTOLLÓN: Entiendo  que seas desinteresado, pero no puedes pedirme eso, esto es mío y no he dejado de pensar en otra que regalártelo. Los Ángeles no tenemos dinero, ni vamos de compras y esas cosas. De hecho nunca regalamos algo distinto al amor, por eso disculpa lo poco, pero desde que supe que esto era mío, pensé que merecías tenerla (Cotillón saca de su mochila una hermosa Bola de espejos) Taraaaan: La Bola de Espejos (Todos quedan fascinados. Secrecombo observa todo discretamente)

LUISA:          Que belleza. No me atrevería a jugar fútbol con ella.

VICTORINO:            Gracias Cotillón, es un bonito regalo. La bola emana una energía muy especial. Deberíamos colgarla en el techo para que nos bañe a todos con su aureola. Me gustaría agradecerte con una mejor fiesta de cumpleaños, pero no tenemos dinero.

COTILLÓN:  Lo bueno de no tener recursos es que pone a trabajar la imaginación, ya verás. (Luisa, Cotillón y Victorino ven embelesados como La bola de espejo sube al techo de manera mágica. Secrecombo que lo ha estado viendo todo se acerca al proscenio y dice aparte y sin ser visto por estos)

SECRECOMBO: Esto es una muy buena información para mi jefa. Seguro que ahora si me aumentan el suelo. Ñaca ñaca ñaca.           



ACTO IV: EN CONACUMFE / ¿DÓNDE ESTÁ LA ESTRELLA ORIENTADORA? (Vemos a Supervivosor a solas y en actitud sospechosa, como buscando algo en el cielo. Sorpresivamente se escucha una alarma. Supervivosor se asusta)

SUPERVIVOSOR: ¿Qué pasa? ¿Por qué suena la alarma? Yo no fui, saquen a mi abogado de la cárcel y llámenlo para que me defienda, yo no embrujé a nadie. Estaba aquí haciendo una “inspección”. No llamen a la policía. Secrecombo ¿Dónde estás?

PIÑATERA:  (Entrando alarmada) Cierren las puertas del cielo, paren las fiestas de cumpleaños, que el mariachi deje de tocar las mañanitas y el joropo rompa las cuerdas del arpa. Estamos cerrados. Ha ocurrido algo terrible.

SUPERVIVOSOR: ¿Qué pasó?

PIÑATERA:  ¿Y usted que es el Supervivosor no sabe? Usted es el que tiene que decirme ¿Dónde está?

SUPERVIVOSOR: ¿Qué cosa?

PIÑATERA:  ¡¡La Bola de Espejos!!

SUPERVIVOSOR: (Desinflándose) ¿Casi me mata de un pre-infarto, infarto y post-infarto, haciendo toda esta alharaca por La Bola de Espejos? Yo estoy pendiente es de La Estrella Orientadora.

PIÑATERA: ¿Quiere que le haga dibujitos para que me entienda? Se llevaron La Bola de espejos y dentro de ella estaba La Estrella Orientadora.

SUPERVIVOSOR: ¿Quéee? Es verdad ¿Cómo es posible? Se me adelantaron.

PIÑATERA:             ¿Se le adelantaron a qué?

SUPERVIVOSOR: (Disimulando) Se me “adelantaron” a llevársela antes de la última inspección que iba a realizar ¿Y ahora? ¿Qué puede pasar?

PIÑATERA:  Si la Estrella cae en malas manos sería terrible, sino la recuperamos en cuestión de horas podría ocurrir que no habría control en los nacimientos con relación al amor y la responsabilidad. Nacerían niños en lugares equivocados. Argentinos en Polonia ¿Se imagina una hermosa madre Japonesa dando a luz a un precioso niño Venezolano?

SUPERVIVOSOR: (Con otra voz) Muy comerciable.

PIÑATERA:  ¿Cómo dice?

SUPERVIVOSOR: (Disimulando) Muy lamentable, lamentable.

PIÑATERA: ¿Y con los nombres? A un Raúl Eduardo podrían ponerle Romualda Josefina ¿Se imagina? Quienes esperan un varón podrían recibir quintillizas ¿Y los animales? Gatos pariendo ratones.

SUPERVIVOSOR: (Para si, contrariado) Mis planes acabados. (Gritando) Secrecombo, ven aquí inmediatamente. ¿Dónde estará ese idiota?

PIÑATERA: ¿Secrecombo no está aquí? Pero si él es el encargado de la seguridad y debería ayudar a localizar La Estrella.

SUPERVIVOSOR: (Disimulando) Seguro que Secrecombo empezó la investigación y anda averiguando por ahí. Pero al que YO no veo es a Cotillón.

PIÑATERA: Lo ando buscando, tal vez esté en la tierra cuidando a su niño asignado. Ojalá que deje esa locura de querer hacerse visible para ver a su mamá, eso seria terrible para él.

SUPERVIVOSOR: ¿No habrá sido él QUIÉN tomó La Estrella?

PIÑATERA: Por favor, Cotillón es un Ángel honesto, solo detesta que lo llamen mentiroso. El ni siquiera sabía donde estaba La Estrella orientadora. Debo ubicarla para que Cotillón la vuelva a colocar en su sitio, solo él puede hacerlo, ni siquiera yo podría. Le suplico que me ayude a encontrarla con su equipo de seguridad. Por favor, ayúdeme a evitar un desastre. Voy a la oficina a ver si hay noticias, por favor, use su poder de Supervivosor para averiguar ¿Quién se habrá llevado el cumpleaños feliz? (Sale muy preocupada. Supervivosor queda hablando con la voz de Brutajita)

SUPERVIVOSOR: Se me adelantaron ¿Pero quién? Solo un Ángel de La Guarda pudo hacerlo y el tonto de Secrecombo reprobó el examen de Ángeles... ni para eso sirve (Llega Secrecombo vestido como todo un turista playero)

SECRECOMBO: (Feliz) Uujumm Supervivosor, que bueno encontrarlo.

SUPERVIVOSOR: ¿Se puede saber dónde estabas metido?

SECRECOMBO: Cuando le diga el chisme que le tengo segurito me recontrata como secretario y me da un aumento.

SUPERVIVOSOR: Habla.

SECRECOMBO: Primero estuve en un Galpón en la tierra, un lugar donde los niños juegan, pero como usted tiene tiempo sin darme vacaciones aproveché para darme una pasadita por Italia, París, los médanos de Coro, y algunas Playas (Pícaro) No le diga a nadie, pero pasé por la Torre de Pizza y la empujé un poquitico jijijiji... la enderecé tres centímetros jijijijiji. Y en París apreté con más fuerza las tuercas de la Torre Eifell jijijiji, cuando quieran desarmar ese perol se verán en aprietos jijijiji. Pero la maldad más grande que hice fue que tomé dos tobitos de  Arena de una Playa en Margarita y los vacié en Los médanos de Coro jijijiji. ¿Me extrañó mucho?

SUPERVIVOSOR: Mientras  hacías estupideces por todo el mundo, aquí se llevaban La

Estrella Orientadora.

SECRECOMBO: (Superior) Sí, lo sé. Mientras usted premiaba a Piñatera yo seguí a Cotillón, quería ajustar cuentas con él ¿Y cuál será mi sorpresa al ver que le regala La Bola de Espejos a un tal Victorino sin saber que adentro estaba La Estrella? Es decir, su famosa estrella cuelga dentro de un Galpón allá en la tierra y yo sé donde queda ¿No soy un genio? Jijijiji.

SUPERVIVOSOR: Pero eso es fantástico, soy genial. Ya es hora que desaparezca  Supervivosor y Secrecombo (Con efectos de luces y sonidos vemos como Supervivosor y Secrecombo se quitan sus “disfraces” –accesorios de vestuario- de Supervivosor y Secrecombo, para transformándose en Brutajita y Asistonto –sus personajes centrales-)

BRUTAJITA: Es hora que seamos los verdaderos protagonistas de esta historia (Presentando a Asistonto) Con ustedes: Asistonto, mi tonto asistente.

ASISTONTO: Gracias (Presentando a Brutajita)  Y la bruja Brutajita Bla bla bla bla.

BRUTAJITA: ¿Me vas a presentar con mi nombre a secas? Te faltó algo, vamos.

ASISTONTO: (Presentando a Brutajita) Y la bruja: Brutajita… (Tomando aire) “La bruja mala y perversa que se quiere robar el cumpleaños feliz y adueñarse del mundo” 

BRUTAJITA: Gracias, gracias.

ASISTONTO: ¿Y cada vez que la presente tengo que recitar ese slogan tan largo? Me voy a quedar sin saliva.

BRUTAJITA: No logramos nuestro objetivo haciéndonos pasar como Supervivosor y Secrecombo, pero las cosas nos han salido bien. Ahora hay que obligar a Cotillón a que devuelva La Estrella y ponga las coordenadas que yo quiero y así seré la dueña del mundo. Dame más información para idear un plan.

ASISTONTO: Le explico con claridad. La estrella -que está escondida dentro de la bola de espejos- se la regaló Cotillón a Victorino que no recibió regalo porque la cosa está difícil para regalitos. Pero gracias a Cotillón Luisa ganó las elecciones del Galpón dejando a un tal Oscar en segundo lugar jijijiji. Él quiere retomar el Galpón por un rollo de la Monarquía, pero su prima -que es muy glotona y está enamorada de Victorino y un poquito de Cotillón- lo quiere ayudar pero también es tonta y…

BRUTAJITA: Basta, basta, déjalo así. Ya creo saber como convencer a Cotillón, él es muy astuto y honesto, hay que manejar la situación con inteligencia.

SECRECOMBO: Entonces conmigo no cuente, Jijijiji. Me imagino que ya tiene un plan.

BRUTAJITA: Sí. Uno muy infantil, nos convertiremos en Fucha y Fuchy ¿Quieres ser más niño de lo que eres?

ASISTONTO: ¿Ser niño? Para mi será fácil, pero ya usted está usadita.

BRUTAJITA: Cállate y prepárate, vamos a recuperar esa estrella.

ASISTONTO: Claro que sí. Por eso usted es La bruja: Brutajita bla bla bla bla.

BRUTAJITA: (Molesta) ¿Qué más?

ASISTONTO: La bruja: Brutajita (Recitando) “La bruja mala y perversa que se quiere robar el cumpleaños feliz y adueñarse del mundo” (Y salen)



ESCENA V: EN CALLE CERCANA AL GALPÓN / EN LA UNIÓN ESTÁ... ¿LA MALA FUERZA? (Margarita come algún dulce, mientras Oscar busca explicación sobre su derrota electoral)

OSCAR:        ¿En que fallé? ¿Cómo pude perder las elecciones? ¿Será que la falta de campaña electoral influyó? ¿Quién será ese Botellón?

MARGARITA: (Lo corrige) Cotillón.

OSCAR:        Como sea. ¿De dónde habrá salido?

MARGARITA: Del cielo, pues parece un Ángel (Dramática) ¿Te fijaste la manera comprometedora como me miraba? ¿Qué va a pensar de mi Victorino?

OSCAR:        Deja la telenovela infantil que tienes en la cabeza. La pregunta es ¿Qué va a pensar mi abuelo? ¿Mi papá? ¿Con qué cara voy a ver a mi hijo?

MARGARITA: ¡¡¿Tienes un hijo?!!

OSCAR:        ¡No! Pero cuando sea grande y lo tenga. Por mi culpa ya no seguirá la marquetería.

MARGARITA: (Lo corrige) La Monarquía.

OSCAR:        Como sea, es vergonzoso ¿Cómo pudo pasar? Si yo soy galante, bello... ¿Qué puedo hacer para recuperar el Galpón? ¿Cómo ganarle a Luisa?

MARGARITA: Una pelea donde el ganador sea el que pierda más dientes.

OSCAR:        Esa Luisa salió guerrera como Luisa Cáceres de Arismendi. Dicen que la mamá la alimentó con leche materna hasta bien grandecita. Ella quedó así desde que se enamoró de mí y yo la rechacé.

MARGARITA: Le rechazaste un golpe, pero ella te pegó una patada.

OSCAR:        Margarita, come y déjame pensar en un milagro que me haga recuperar mi Galpón. Necesito un milagro (Sorpresivamente entran Brutajita y Asistonto, mal  disfrazados respectivamente de los niños Fucha y Fuchy)

FUCHA:        ¡¡Hoooola amiguiiiiito!!

FUCHY:        ¡¡Hoooola amiguiiiiita!!

OSCAR:        ¡AAAyy! ¿Quiénes son ustedes?

MARGARITA: O mejor respondan ¿Qué “cosa” son ustedes?

FUCHA:        Somos el milagro que han estado esperando. Yo soy la niña Fucha.

FUCHY:        Y yo soy el niño Fuchy.

MARGARITA: ¿Fucha y Fuchy? Fuchila ¿No son Romeo y Julieta? ¿La Cucarachita Martínez y el ratón Pérez? ¿La Pulga y el Piojo, que se quieren casar?

FUCHA:        Nosotros somos nuevos en el barrio, y ambos podemos darte nuestro voto en una nueva elección.

OSCAR:        ¿Y cómo saben lo de las elecciones? ¿Ya mi abuelo sabe que perdí?

FUCHY:        (Torpe. Imprudente) Es que ella es Brutajita y yo Asistonto…

FUCHA:        (Interrumpiéndolo molesta) ¡Fuchy! (Disimulando) Ustedes saben como corren los chismes en este barrio, digamos que un pajarito me contó lo del voto de última hora de un tal, Cotillón, y yo sé cositas que podrían ayudarte a recuperar El Galpón y seguir así la tradición familiar.

MARGARITA: ¿Y se puede saber a cambió de qué? Es decir ¿Qué ganan ustedes?

OSCAR:        Margarita, aquí las preguntas las hago YO, que soy el líder (Pausa) ¿Y se puede saber a cambió de qué? Es decir ¿Qué ganan ustedes?

FUCHA:        (Cual niña coqueta) Me gustaría que un niño guapo e inteligente como tú fuera nuestro líder en el Galpón de la amistad (Oscar traga grueso)

MARGARITA: (Canturreando burlona) Oscar tiene novia. Fucha y Oscar son novios.

FUCHA:        En cambio esa, Luisa, tan poca femenina. No, tú tienes que volver a ser el líder, el Galpón te necesita. Y... claro, después de recuperar el poder, quisiera que le órdenes a Cotillón que me de una Bola de Espejos que esos tontos han colocado en el techo ¿No te parece un trato justo? Tú tienes el Galpón y yo la Bola de Espejos.

MARGARITA: ¿Y qué piensas hacer con la Bola de Espejos?

OSCAR:        (A Margarita) Ya dije que aquí las preguntas las hago YO, que soy el líder (Tras pausa) ¿Y qué piensas hacer con la Bola de Espejos?

FUCHY:        Abrirla y tomar La Estrella Orientadora y adueñarme del mundo.

FUCHA:        (Tapándole la boca a Fuchy) Pienso… pienso en un “adorable mundo” si tu fueras el líder ¿Te imaginas Oscar? ver el Galpón con las paredes forradas con tu rostro en señal de Victoria: (Cual slogan) Oscar. Presidente del Galpón pa’ mantener la tradición.

OSCAR:        Trato hecho, yo necesito volver al restaurante de la mantequilla.

MARGARITA: (Corrigiéndolo) Restaurar la monarquía.

OSCAR:        Como sea, vayamos al Galpón a poner las cosas en su lugar (Fucha y Oscar se dan la mano sellando su pacto)



ESCENA VI: EN EL GALPÓN DE LA AMISTAD / CON AMOR... LA MAYORÍA GANÓ. (Luisa y un débil Cotillón celebran el cumpleaños de Victorino. La Bola de Espejos está colgada en el techo. Hay cajas de cartón por ahí. Ellos ordenan el lugar muy alegremente a pesar de la austeridad)

COTILLÓN: Cuando no hay muchos recursos hay que usar la imaginación, las crisis sirven para hacernos más fuertes ¿No tenemos papel de colores para decorar el Galpón? (Saca de unas cajas cadenetas hechas con papel periódico mezcladas con tiras con papel de colores para dar el efecto mágico que cotillón intenta trasmitir) Con papel periódico que se consigue en cualquier lado se hacen bellas cadenetas (Todos ayudan a colocarlas)

VICTORINO: ¿Y el color?

COTILLÓN:  Se lo ponemos con el sabor de la imaginación (Saca mas cadenetas de papel periódico con mas papeles de colores intercaladas para dar el efecto de la imaginación) ¿Qué tal? ¿No son espectaculares? (Las colocan de pared a pared. Nos apoyamos con efectos de iluminación)

LUISA:          Que maravilla lo que puede hacer la imaginación.

VICTORINO: Gracias Cotillón, ya El Galpón tiene otra cara.

COTILLÓN: Ahora con imaginación, fe y amor, que la música suene a millón. Si no hay DJ, con palmas podemos hacer ritmos divertidos y bailar un montón. Vamos Luisa, quiero oír tus palmas.

LUISA:          ¿Yo? Pero, no sé bailar.

VICTORINO: Vamos Luisa, pon a funcionar la imaginación (Luisa da algunas palmadas y escuchamos –por efecto- un ritmo muy sabroso de salsa)

LUISA:          Oye, eso no sonó mal (Canción: “Imagínate la Imaginación”. Victorino suena sus palmas y escuchamos ahora un rock, todos bailan felices, Cotillón da sus palmadas y se mezclan varios ritmos de moda y populares para los niños y niñas. Todo es diversión. Pero en algún momento Cotillón se siente débil y cae al piso, la música se detiene y reina la preocupación)

LUISA:          ¿Qué te pasa Cotillón? ¿Cómo te sientes?

COTILLÓN: Un poco cansado, es por haberme hecho visible y usar mis poderes. Es raro, me siento muy débil, pero nunca había sido tan feliz.

VICTORINO: ¿Qué podemos hacer para que te recuperes?

COTILLÓN:  No dejar de usar la imaginación para mantener la unión. No sé preocupen, todo saldrá bien. Yo debo volver a Conacumfe, me recuperaré.

VICTORINO:            Sí Cotillón, deber irte, Nosotros estaremos bien.

(En eso Llegan Oscar, Margarita, Brutajita y Asistonto -disfrazados de Fucha y Fuchy-)

LUISA:          Hola Oscar. Bienvenido al cumpleaños de Victorino, espero que hayas reflexionado y…

MARGARITA: ¿Ya picaron la torta?

OSCAR:        Muchachos, quiero presentarles a nuestros nuevos amigos del barrio.

FUCHA:        (Falsa y exagerada) Soy Fucha, su amiguita linda.

FUCHY:        (Falso y exagerado) Soy Fuchy, su amiguito bello.

LUISA:          (A Cotillón y Victorino. En secreto) Y dicen que soy extraña.

COTILLÓN: ¿No nos conocemos de algún lado? ¿Del colegio, tal vez?

FUCHA:        (Disimulando) No creo, yo estudié en un colegio muy exclusivo.

LUISA:          Exclusivo para gente rara.

OSCAR:        Nosotros no hemos venido a ninguna fiesta Tapa Amarilla, venimos a retomar el Galpón.

VICTORINO: Te recuerdo que nuestra líder es Luisa quién ganó las elecciones. Ella decidió -a petición de la mayoría- celebrar aquí mi cumpleaños, si quieren unirse, están invitados.

OSCAR:        Lo lamento, pero yo quiero tomar El Pabilo Constructor.

LUISA:          (Corrigiéndolo) El Hilo Constitucional.

OSCAR:        Como sea, y en harás de la Demostración…

VICTORINO: (Corrigiéndolo) Democracia.

OSCAR:        ... Exijo unas nuevas elecciones, y así como anteriormente acepté la inclusión sorpresiva de Cotillón, tienen que aceptar a Fucha y Fuchy.

VICTORINO:            (Preocupado por Cotillón) No podemos, ehhh, Cotillón debe irse ya.

OSCAR:        ¿Adonde?

LUISA:          (Protegiendo a Cotillón) A su casa, su mamá Piñatera la está esperando.

MARGARITA: Piñatera, Cotillón, que nombrecitos los de tu familia.

COTILLÓN:  No, no se preocupen. No los puedo abandonar en este nuevo reto.

VICTORINO:            Pero corres peligro.

COTILLÓN:  Con la imaginación todo se puede, además, todavía debo proteger a mi niño asignado, debo ser un Ángel.

OSCAR:        ¿Un Ángel?

MARGARITA: Es bello como un ángel.                                             

FUCHA:        Ya basta de tanto blablablá. Empecemos de una vez. Me imagino que Luisa será la candidata de ustedes, por nosotros el candidato es…

MARGARITA: (Igual que la otra vez) Yo, yo, yo. Yo soy la candidata. Yo. Mis medidas son 30-30-30 y les juro que no me he operado nada. Bueno, solo las amígdalas y no fue tan malo pues comí mucho helado de chocolate en mi recuperación. Ah, una vez me enyesaron el brazo...

OSCAR:        ¡¡MARGARITA!! Soy el candidato por aclaración puntual.

LUISA:          Querrás decir: Aclamación popular.

OSCAR:        Como sea ¿Los que voten por Luisa que levanten la mano? (Lo hacen Cotillón, Luisa y Victorino. Cuenta torpemente los tres votos) Tres votos. Bien, los que voten por YO...

VICTORINO: (Corrigiéndolo) No se dice por “Yo”, se dice por “mi”

OSCAR:        Por ti no, tú no eres candidato. Como sea. Los que voten por mi que levanten la mano (Lo hacen Margarita, Fuchy, Fucha y Oscar. Este vuelve a contar) Cuatro votos, eso quiero decir que… ¿Qué quiere decir?

FUCHY:        Ganaste Oscar, ganaste, 4 es mas 3 (Dudando) ¿Verdad, no?

OSCAR:        (Perplejo) ¿Gané? ¡¡Gané!! Por fin gano algo en mi vida, gané. Quiero agradecer a mi pueblo que siempre ha creído en mi, mi tatarabuelo, mi tío en Conejero, mis padres.

FUCHA:        (Callándolo) Buen discurso Oscar, la toma de posesión se hará después. Ya eres el nuevo líder del Galpón. Fuchy y yo cumplimos, así que…

OSCAR:        ¿Cumplir? Ahh… cumplir, ya entiendo. Cotillón, quita ese rostro de falta de vitaminas que tienes colgada en la cara, y te ordeno que bajes ese mamotreto que pusieron en el techo y se lo des a Fucha…

COTILLÓN:  (Débil) Con gusto lo haría, pues las reglas son las reglas y hay  que obedecerlas. Ahora, estás elecciones no han terminado. Así como ustedes pidieron otra votación, yo pido una tercera y última.

FUCHA:        ¿Para qué? Todo está claro, Oscar ganó 4 a 3.

COTILLÓN: Sí, pero así como me incluyeron a mi y luego incluimos a Fucha y Fuchy, yo quiero incluir a todos los niños, niñas, padres y representantes presentes en el público para que participen en una elección general.

OSCAR:        Pero, pero…. Yo ya gané.

VICTORINO:            Estas elecciones serían las mejores, pues participarían todos los presentes.

LUISA:          ¿Tienes miedo? Ni pareces hombre.

OSCAR:        Claro que no, es decir, si soy hombre, pero claro que no tengo miedo. Soy valiente, bello, simpático, inteligente y con gran poder de convocatoria (Al público) Niños, niñas y delfines...

MARGARITA: Será: Afines... y eso no tiene sentido.

OSCAR:        Como sea... yo me refiero a los afines a mi. (Al público) Los que voten por MI para adueñarse del Galpón levanten la mano (Nadie lo hace. Solo Fucha, Fuchy, Oscar y Margarita. Al público) ¿Qué pasa? ¿No escucharon? Cuerda de envidiosos, vamos levanten la mano y les prometo secuestrar a sus padres para que no los regañen más nunca ¿Quiénes votan por mi? (Nadie lo hace) prometo eliminar las escuelas en el mundo para estar condenados a ver comiquitas por siempre. Cuerda de malagradecidos, levanten la mano, enanos, mocosos...

VICTORINO: Cuatro votos (Al público) Ahora niños y niñas, los que voten por Luisa y así conservar el Galpón para hacer fiestas, tareas dirigidas y salvar la Bola de Espejos levanten la mano (Todos levantan la mano) ¿Se fijan? Luisa gana por mayoría evidente.

OSCAR:        ¿Tan poquito duré en el cargo? ¿En que fallé? Soy bello, sencillito.

FUCHA:        (Se escucha un fuerte y tenebroso trueno, caen rayos y centellas) Basta Oscar, eres más blandito de lo que pensé (Ella y Fuchy empiezan a quitarse el disfraz –accesorios de vestuario- de niños) No aguanto tantas tonterías, quise que esto fuera de otra manera, pero llegó la hora de la verdad. El no es Fuchy, es... (Lo presenta ya convertido en Asistonto) Asistonto, mi tonto asistente…

ASISTONTO: Y ella es la bruja: Brutajita... (Recita fastidiado) “La bruja mala y perversa que se quiere robar el cumpleaños feliz y adueñarse del mundo”.

VICTORINO:            Me creí lo del Ángel de la guarda, pero ¿Una Bruja con asistente?

COTILLÓN:  Todo es cierto. Yo sabía que los conocía de algún lado, ella estaba disfrazada de Supervivosor allá en Conacumfe y el es Asistonto que reprobó el examen de Ángel de La Guarda. Ustedes tienen que respetar la decisión de la mayoría... les guste o no ¿Se puede saber qué quieren?

BRUTAJITA: Quiero que me des de tu mano esa Bola de Espejos, es más, necesito subir al cielo contigo para que la coloques en su lugar y a las coordenadas que yo te diga.

COTILLÓN: ¿A las coordenadas que me digas? ¿Para qué?

BRUTAJITA: Dentro de esa Bola está escondida La Estrella Orientadora. Y la estrella es la figura siguiente, la que aprendiste a manejar con La Bola de espejo.

COTILLÓN:  Pero yo no sabía, con razón Piñatera me pedía mucho cuidado cuando tocaba esa Bola y me sugería que la moviera como antena de televisor. Yo la tomé para premiar a Victorino con algo especial en su cumpleaños. Si la estrella no está en Conacumfe los cumpleaños serán un desastre.

BRUTAJITA: En este instante Piñatera debe estar intentando aliviar el desastre que causarás en pocas horas por traerte esa Bola de Espejos a la tierra, jajaja.

OSCAR:        (A Brutajita) Un momento, usted me engañó. Yo no sabía que era una bruja. Yo solo quería ser el líder de El Galpón, no pensaba causar un desastre. Comprendan, es una tradición familiar… yo solo quería seguir con nuestro monasterio.

TODO EL ELENCO: (Corrigiéndolo) ¡¡Monarquía!!

BRUTAJITA: No tienes corazón de villano, para ser malo no hay que tener piedad con el enemigo (A Cotillón) ¿Entonces Angelito? ¿Nos vamos? Se te acaba el tiempo, es mejor que vengas conmigo.

COTILLÓN: No te saldrás con la tuya (Hace un gran esfuerzo para hacer un movimiento mágico y luchar contra Brutajita pero cae al piso muy debilitado. Alarma general)

VICTORINO: Cotillón, no te puedes morir, aguanta, lucha…

LUISA:          Estamos contigo pase lo que pase.

BRUTAJITA: (A Cotillón) Si no gastas el último soplo de vida que te queda para poner La Estrella Orientadora en su lugar y seguir mis deseos las consecuencias serán nefastas, eres el único que lo puede detener.

VICTORINO: Tú me diste el mejor regalo, jamás lo olvidaré, pero no quiero que los niños se queden sin cumpleaños, por favor, tienes que devolver la Bola de espejos, es decir, la Estrella, yo te ayudaré.

BRUTAJITA: Ningún niño terrestre puede hacer algo, están impedidos, Ja ja ja ja ja.

COTILLÓN:  Es verdad, no pueden hacer nada, ni los niños... y yo no tengo fuerzas.

LUISA:          ¿Cómo que no? ¿No te acuerdas? La imaginación y la unión. Mira como quedó el Galpón de bonito ¿Cómo? Pura imaginación y trabajo en equipo. Así que, vamos Cotillón, eres el mejor Ángel de La Guarda, tú puedes…

VICTORINO: (Al público) Vamos amigos, todos aplaudan a Cotillón y díganles cosas bonitas, apóyenlo para que saque fuerzas de donde sea, todos con la mente positiva. Vamos, unamos fuerzas, salvemos al cumpleaños feliz. Juntos seremos invencibles.

OSCAR:        Si, vamos, sé que cometí un herrero.

LUISA:          (Lo corrige) Error.

OSCAR:        Pero ahora unámonos contra Brutajita para que pierda sus poderes (Todo el elenco motiva al público a apoyar a Cotillón que poco a poco se va incorporando).

VICTORINO:            (Al público) Levanten la mano los que creen que Cotillón puede volver a Conacumfe. (Todos levantan la mano) Ganó la mayoría.

BRUTAJITA: (Asustada) Dejen el jueguito, dejen que ya esto lo tengo ganado.

COTILLÓN: Qué energía más bonita y fuerte siento. En la unión está la fuerza. Ustedes me están apoyando, tenemos que unirnos para luchar contra Brutajita y Asistonto, no podemos permitir que este esfuerzo lo aproveche  ese par. (Hace un gesto mágico. Suenan rayos y centellas. Brutajita y Asistonto se asustan) Toma Luisa, una cuerda imaginaria para que saques a esos dos (Luisa toma la cuerda imaginaria y con Victorino y Margarita amarran a Brutajita y Asistonto)

BRUTAJITA: Por la verde rama, por el verde mar, que la cuerda se rompa ya (Nada pasa. Siguen amarrándolos)

SECRECOMBO: Su magia no funciona,

BRUTAJITA: Auxilio, suéltenme. No puedo, no puedo con el amor de ustedes, el amor de esos tontos niños ni su tonta imaginación (Salen de escena amarrados con la cuerda imaginaria y pegando gritos infructuosamente. Cotillón comienza a volar y volar, toma La Bola de Espejos, la abre y saca una hermosa estrella, todos se rinden ante tanta belleza)

COTILLÓN: ¿Sólo yo puedo ponerla? Pues lo haré. Espéreme Piñatera, fue un error involuntario, pero con la ayuda de ustedes lo corregiré, así sea lo último que haga. Tal vez no me den el ascenso, pero lo importante es que los cumpleaños sigan. Adiós Victorino, feliz Cumple Siempre (Y sale volando con la Estrella orientadora, todos lo despiden felices del triunfo. Se escucha una explosión que sorprende a todo el mundo. Oscuridad total)



ACTO VII: EN EL GALPÓN DE LA AMISTAD / SUEÑO CUMPLIDO.

(La luz vuelve poco a poco y vemos a todos expectantes)

VICTORINO: (Tras pausa) Cotillón ¿Cómo estás? ¿Dónde andas? Cotillón ¿Te volviste invisible? Mándanos una señal.

PIÑATERA:  (Entra Piñatera. Todos se asustan) Feliz cumpleaños. Perdón, Buenas tardes.

MARGARITA: ¿Quién es usted? ¿La señal de Cotillón? ¿O es otra Bruja?

PIÑATERA: No Margarita, soy Piñatera Dale Dale. La Directora de Conacumfe.

OSCAR:        ¿Y cómo sabe su nombre? ¿Usted es nuestra conciencia? Mire, yo no quise ser tan malo, perdóneme (Dramático)  he tenido una vida difícil.

PIÑATERA: Tranquilo Oscar, no solo sé sus nombres, también sé otras cosas. Cuando  logre asignarte otro Ángel de La Guarda te portarás mejor. Y a ti Margarita, además de un Ángel necesitas un nutricionista, debes controlar el comer tantos dulces.

VICTORINO: Hola, bienvenida. Cotillón nos habló de usted ¿Cómo está él? ¿Logró colocar La Estrella?

PIÑATERA: (Triste) Sí. Gracias al apoyo y la imaginación de ustedes y del público, se han salvado los nacimientos y cumpleaños de mucha gente

LUISA:          Bravo Cotillón, un aplauso para nuestro héroe (Todos aplauden esperando que entre Cotillón) ¿Y dónde está? Queremos felicitarlo y seguir con la fiesta de cumpleaños, ustedes son los expertos

PIÑATERA:  Cotillón no sabía que dentro de La Bola de Espejos estaba La Estrella Orientadora, eso ocasionó muchos problemas, que gracias a todos no pasaron a mayores. Pero es innegable que él tuvo buenas intenciones, hasta se desprendió de su amada Bola de espejos para regalarla. Al hacerse visible y ayudar a Victorino, demostró lo bueno que es. Pero eso fue muy perjudicial para él, fue demasiado. Pero con todo…

VICTORINO: (Interrumpiéndola) ¿Usted está tratando de decirnos de la manera más suavecita posible que cataplum? Se acabó, adiós, hasta más nunca, taima, tacho, se nos fue, apaguen la luz.

PIÑATERA: Cotillón ya no volverá a ser un Ángel de La Guarda.

LUISA:          No puedo creer que Cotillón haya muerto.

MARGARITA: Este vacio en el alma me dio hambre.

LUISA:          Fue tan valiente, apenas lo conocimos y nos cambió la vida.

VICTORINO: Por cuidarme a mi, no pudo cumplir su sueño…

MARGARITA: ¿Cómo será el cielo? ¿Tendrá panaderías?

PIÑATERA: Es un bonito lugar, y lo que hay es mucha paz. Pero quiero aclarar algo, pues no me han entendido. Cotillón tuvo mucho valor en reconocer su error y puso tanto de si para colocar La Estrella y tanta fuerza al desear su máximo sueño, que como Ángel, se le cumplió su petición.

MARGARITA: ¿Ser mi novio?

PIÑATERA:             No. Se le cumplió el deseo de ser ascendido a trabajar en Conacumfe. (Cotillón entra corriendo felizmente portando un nuevo uniforme)

COTILLÓN: ¿Me extrañaron? ¿Verdad que soy inolvidable?

VICTORINO:            Cotillón estás vivo (Todos se abrazan con Cotillón)

COTILLÓN:  Sigo vivo, y me han ascendido. ¿Verdad?

PIÑATERA:  (Mostrando la carta) Aquí está el comunicado. (Leyendo) Por ser valiente, por ser un buen Ángel de la Guarda. Por arriesgar su vida para cuidar de su protegido prefiriendo eso a sus deseos personales, ya es ascendido oficialmente como el Ángel de Conacumfe, y nuevo coordinador de la Estrella Orientadora. (Aplausos)

COTILLÓN:  Gracias, gracias.

PIÑATERA:  Y como premio, tendrás un permiso especial para visitar en la tierra a Victorino y sus amigos. (Aplausos de todos)

LUISA:                      Ya tenemos otro más para el equipo de Escalada Montañera.

OSCAR:        Cotillón, yo quiero pedirte perdón por lo que hice. Fue una impostación.

MARGARITA: (Corrigiéndolo) Imprudencia.

OSCAR:        Como sea. Y Margarita no tuvo la culpa, ella sólo hacía lo que le pedía a cambio de torta de chocolate.

COTILLÓN:  Dicen que año nuevo vida nueva. Pero ahora es: Vida nueva, cuentas nuevas. De aquí en adelante a portarse mejor y buscar la unión de la comunidad. (Al público) Pero a ustedes les queremos desear un…

TODO EL ELENCO: Un feliz cumpleaños, cuando les toque (Se realiza saludo de actores incluyendo a Brutajita y Asistonto. Luego de finalizar saludo Brutajita sacará una piñata)

BRUTAJITA: Yo quiero pedir disculpas, prometo poner toda mi magia a favor de las buenas ideas para Conacumfe, gracias a ustedes aprendí la lección.

ASISTONTO: Yo prometo estudiar y llegar a ser un Ángel de La Guarda.

BRUTAJITA: Y cómo prueba de nuestro cambio, aquí traigo una Piñata para todos ustedes (El elenco invita a los niños del público a tumbar la piñata y cantarle el cumpleaños a Victorino y algún cumpleañero casual que esté entre los niños. Esto se acabó señores)

Derechos Reservados (SACVEN) Caracas; Venezuela / Julio de 2007 /


Paúl Salazar Rivas: 0412-7212911
Correo electrónico: auradarthenay504@gmail.com
Aura D’Arthenay: 0426-1882486



Lo que importa es el amor:

No es cursilería pasada de moda

No es un lugar común que te da estupor

Puede que no tengas nada, de nada

Pero mucho tienes si tienes amor



Es como la energía de un bebé

que al mundo desnudo viene

Y cuando te sonríe

Sientes que todo lo tienes



Puede que no tengas nada, de nada

Pero mucho tienes si amor tienes.



No lo estoy inventando

Ya varias guerras de han parado

Cuando te sientas mal

Piensa en tu familia

Tus amigos

En ese alguien especial



Puede que no tengas nada, de nada

Pero mucho tienes si tienes amor.



Imagínate la imaginación:

Puedes ser un gran beisbolista

Valiente héroe o un gran flautista

Encerrarte en el baño y ser súper artista

Todo lo puedes lograr con la imaginación usar



Carpintero, mecánico, doctor, abogado...

Vivir soñando o un gran letrado

Campeón olímpico, el novio de Luisa ser

Todo lo puedes lograr con la imaginación usar



Imagínate la imaginación

Seremos equipo campeón.

Arepas de chocolate

Y ensaladas de chicharrón.



Con la Democracia ganamos todos.

¿Levanten la mano los que voten por mí?

O en unas urnas electorales decide tu candidato genial

Es un secreto, es directo y universal

Es un derecho... es un deber

La democracia la ejerce usted.



Piénsalo bien y no lo dudarás

Los grandes países tienen grandes pueblos

Y somos un gran país ¿Eso quiere decir?

Que la democracia es para ti.



Para buscar presidente, diputados

Juntas parroquiales y hasta de condominios

Delegados escolares y hasta los alcaldes







No hay comentarios:

Publicar un comentario