"Don Shakespeare" (Comedia nueva sobre sentimientos viejos) TEATRO. TEXTO

"Don Shakespeare". Aura D'Arthenay (2000)

                            “DON SHAKESPEARE”
      (COMEDIA NUEVA SOBRE SENTIMIENTOS VIEJOS)
                        Original de Paúl Salazar Rivas

Importante: Derechos reservados por su autor y SACVEN. La publicación de esta obra en el Blog no autoriza su utilización para ser representada total o parcialmente. Ni autoriza su publicación total o parcialmente en ningún otro medio. En este blog hay un link donde se encuentra toda la información necesaria para contactar a su autor que con mucho gusto y respeto atenderá cualquier información o solicitud requerida. Muchísimas gracias por su atención.


A Aura D’Arthenay

Personajes:
Daniela:
Joven abogada apunto de graduarse en prestigiosa universidad Norteamericana, la presión la hace renunciar a todo para cumplir su máximo sueño, ser actriz. Según su padre… se volvió loca.
José:
Joven dramaturgo. Estudió bachillerato con Daniela, muy talentoso pero algo inseguro, viene a rescatar a Daniela. Daniela cree que el es un escritor de éxito.

“Don Shakespeare”, fue escrita en 1999.
Se estrena el 11 de agosto de 2000 en la Sala Cadafe
Se reestrena el 7 de marzo de 2001 en La Sala Horacio Peterson del Ateneo de Caracas.
Tiene un segundo reestreno el 7 de septiembre de 2006 en la Sala Horacio Peterson del Ateneo de Caracas.
Los días 8 y 9 de octubre de 2006 se presentó en la sala Jesús Márquez de Barcelona en el marco del Festival Internacional de Teatro de Oriente.

Ficha artística: (Temporadas 2000 y 2001)
Daniela es Aura D’Arthenay
José es Oscar Salomón

(Temporada 2006 y Festival de Teatro de Oriente 2006):
Daniela es Aura D’Arthenay
José es Marlex Martínez

Ficha técnica:
Escenografía: Oscar Salomón / Iluminación: Arnovi Parra / Coreografía: Luis Adolfo Mejías / Diseño Grafico: Valentina Blanco / Impresión grafica: Rolando Rojas / Prensa: María Seco / Producción: Pequeño Grupo y Grupo de Teatro Bagazos / Texto y Dirección General: Paúl Salazar Rivas.

La actriz Aura D’Arthenay fue nominada al premio “Marco Antonio Ettedgui 2001” por su trabajo en la pieza “Don Shakespeare” y “Secreto a Voces” de Totti Volmer.La pieza fue ganadora del Concurso Nacional de Literatura “La abeja obrera 2004” en homenaje al poeta Efraín Cuevas, que entrega el T.E.L (Taller Experimental de Literatura, en Guanare. Edo. Portuguesa, en Venezuela)


(ÁTICO DE LA CASA DEL PADRE DE DANIELA. UN EXTRAÑO DESORDEN REINA EN EL LUGAR. LIBROS POR TODOS LADOS Y ROPA REGADA. SE DISTINGUE UNA ESPECIE DE ALTAR EN DONDE HAY FOTOS DE CONOCIDAS ACTRICES. LA PUERTA DEL ÁTICO Y LA ÚNICA VENTANA QUE TIENE EL LUGAR ESTÁN CERRADAS CON LLAVE. DANIELA EMERGERÁ VESTIDA CON TRAJE DE ÉPOCA ENTRE LAS SABANAS DE UN COLCHÓN QUE ESTÁ EN EL PISO. VA AL PROSCENIO Y MUY TEATRAL RECITARÁ EL SIGUIENTE VERSO DE LOPE DE VEGA DE LA OBRA “FUENTEOVEJUNA”)
Daniela / Laurencia:           “Por muchas razones,    
y sean las principales
¿Por qué dejan que me roben
tiranos sin que me vengue?,-
... traidores sin que me cobres,
que palabras, que amenazas,
y que delitos atroces
por sentir mi castidad
a sus apetitos torpes...” 
Daniela: (INCONFORME CON SU INTERPRETACIÓN) ¿Apetitos torpes? Torpe es lo que estas haciendo. Estas tiesa, tensa, alámbrica, mecánica, muerta... con tu brillito, eso sí, pero sin fuerza. Te falta dramatismo, dolor, tienes que sentir Daniela. Siente, siente (SUS MANOS TIEMBLAN) Stanislasky, Stanislasky apodérate de mi (TOMA UNA PASTILLA. EL TEMBLOR PARA DE INMEDIATO) ¿Sentiste bien? ¿No lo haz dejado todo para ser la más grande actriz? Púyalo loco y vamos de nuevo (TOCAN LA PUERTA. DRAMÁTICA) “Iros de aquí, doctor malvado, padre mantecudo. Marchaos antes que desenvaine mi espada y veréis como os parto en dos a cada uno de vosotros, preparaos, os transfiguraré” (TOCAN DE NUEVO. CAE MORIBUNDA) No abriré la puerta de mi calabozo, donde me he encerrado a morir por la maldad de mi padre que impide cumplir mi sueño. Abuelita... me voy, estoy muriendo. Mi última voluntad es que verifiquen que esté bien muerta antes de enterrarme y que respeten la memoria de mi madre, ella sabrá perdonarme (TOCAN DE NUEVO. SE LEVANTA CON FUERZA) ¡¡Que no voy abrir!! ¿Es que no les llega mi actuación? Y si entran a la fuerza les juro que les arañaré la cara mientras recito poemas de Andrés Bello y  después: me mataré!!
Voz en off / José: (NERVIOSO) Daniela.
Daniela: (SORPRENDIDA. PEGADA A LA PUERTA) ¿Quién vive?
Voz en off / José: Es: José...
Daniela: ¿Qué José? ¿José José, José Famatia, José Feliciano, José Luís Rodríguez? (ILUMINADA. CAYENDO EN CUENTA) Ahh ¡José! ¿Ese José?
Voz en off / José: ¡José Manuel Cabrera! El poeta ¿Puedo pasar?
Daniela: (FELIZ. ENAMORADA. PROFÉTICA) El poeta, llegó mi salvador (ABRE LA PUERTA. JOSÉ ENTRA. DANIELA CIERRA CON LLAVE. EMOCIONADA) ¡Poeta! (TR. DESCONFIADA) ¿Qué carajo haces aquí?
José:    (NERVIOSO) Ehh... Me enteré que llegaste de Los Estados Unidos, y, vine a verte.
Daniela: (TR. FELIZ) Qué bueeeeeno (TR. DESCONFIADA) ¿Mi papá te mandó? (TOMANDO LA PISTOLA. LE APUNTA) ¿¡Papá te dijo que vinieras!?
José:      (GRITANDO. ASUSTADO) ¡NOOOOO!
Daniela:  (TR. SERENA) ¿En serio? Hummm (MISTERIOSA) ¿Te puedo hacer una pregunta? ¿Por qué gritas?
José:  (SUSURRANDO) ¿Estoy gritando? Disculpa (RIE NERVIOSO. OBVIO, TORPE, SIN SABER QUE DECIR) Ehhhh  ¿Cómo estás?
Daniela: Bella ¿No me ves?
José:     Claro, que tonto. Estás bella, con tus pestañotas, tu vestidote  y...  tu pi-pi-pistolota.
Daniela: ¿Te enteraste?: Voy a ser: Actriz.
José:    (PERPLEJO) ¡¿Qué?! (DISIMULANDO. CAMBIANDO LA INTENCIÓN) Quiero decir: Quéee buenoooo.
Daniela:  (ILUSIONADA) ¿Te parece?
José:    ¡Claaaaro! imagínate, esa es una linda profesión, muy bonita, muy... muy... tú me entiendes, no. Pero aquí entre nos ¿No te provoca salir y hablar en la plaza? Hace una  linda noche... y...
Daniela: ¿Quieres que salga? ¿No me estarás engañando? Yo confiaba mucho en ti, pero ahora... Tenemos tanto tiempo sin vernos.
José:     Muchos años, desde que te fuiste a estudiar leyes a Yale (TORPE. EVADIENDO) ¿Y qué? ¿Cómo te fue? (DANIELA COMIENZA A REALIZAR EJERCICIOS DE VOZ Y DICCIÓN. JOSÉ QUEDA DESCOLOCADO) Que buenoooo. Un ex-compañero del bachillerato... Galíndez ¿Lo recuerdas? Me dijo que se encontró con tú abuela y ella le contó que habías llegado, y como pasaba por aquí me dije -Chico ¿Por qué no vas y saludas a Daniela?- (INCOMODO POR LOS GRITOS DE DANIELA. ALZA LA VOZ) ¿Qué haces?
Daniela: (DETIENE SU RUTINA) Disculpa, es mi hora de ejercicios de voz y dicción ¿Crees que eres el único que tiene derecho a cumplir sus sueños? Mi abuelita me ha tenido al tanto de todo, estoy muy orgullosa de tus triunfos, no tienes porque sentirte avergonzado por mi.
José:     Te estabas graduando con honores en una de las universidades mas prestigiosas del mundo ¿De qué vergüenza me hablas?
Daniela: “De los sueños” Tú los cumpliste, yo ahora es que empiezo. He pasado muchos años estudiando y trabajando como asistente en una de las mejores firmas de Nueva York, ganando buenos dólares, mi tesis la publicarían una vez aprobada (TR. FELIZ) Ahora no, ahora voy en busca de mi sueño.
José:      Creí que tú sueño era  ser una gran abogada.
Daniela: (CUAL ANIMADORA DE TELEVISIÓN) “Error. Usted ha perdido, pero no importa, el público le brindará un aplauso de consolación... aplausos por favor” Cheito, ese era el sueño de mi papá, y por retruque creí que era el mío. Pero tuve una revelación y lo entendí todo. Seré lo que siempre he querido ser: Actriz. Chúpate esta que ahí te va sin anestesia (PERSIGNÁNDOSE) anima de Rita Hayworth con ayudita de Libertad Lamarque y un empujoncito de María Félix, échenme una manito ¿Si?
Daniela / Laurencia: (SE COLOCA EN POSICIÓN)
“Por muchas razones,
y sean las principales
¿por qué dejan que me roben
tiranos sin que me vengue?,
... traidores sin que me cobres,
que palabras, que amenazas,
y que delitos atroces
por sentir mi castidad
a sus apetitos torpes”
Daniela: (ANSIOSA POR LA OPINIÓN DE JOSÉ) Siempre fuiste un buen crítico, así queeee: Opiniones.
José:   (TRAS CORTA PAUSA. SIN SABER QUE DECIR) Ufff.
Daniela: (PERPLEJA) José, por caridad, por Thespis, por Sofocles, por Cabrujas,  por Delia Fiallo mijo ¿Qué es eso de?: “Ufff”. Vamos, dime algo ¿Qué te pareció mi actuación?
José:   Estás... Fenomenal, sigues tan talentosa como en bachillerato.
Daniela: ¿Qué bachillerato un carrizo?: Fabulosa, divina, regia, orgánica, sobrada y fuera de lote es que estoy. En mi mejor momento, discúlpame la modestia, pero a Daniela lo que es del Cesar. La actuación, o se te es fácil, o se te hace imposible, y yo nací con ese don ¿Qué puedo hacer? Gracias a Dios y a mi madre que tuve esa revelación.
José:       ¿Perdón?
Daniela: Estaba apunto de graduarme de abogada y entregarle mi vida a un bufete, y así como suceden las grandes cosas de la vida: Por carambola, entré a un salón donde hacían audiciones para una obra de teatro, y audicioné.
José:      ¿Y qué pasó?
Daniela: ¿Tú qué crees Colón? (OBVIA) ¡Quedé! “Gracias público, gracias por sus aplausos, ustedes son divinos, besitos para todos, mua, mua” (EN LO SUYO) Pero eso no es todo, mis compañeros me vieron audicionando y quedaron con la boca abierta, por cierto igualito como la tienes tu (JOSÉ CIERRA LA BOCA) “Daniela, no sé que haces acá perdiendo el tiempo... Ve a tú país, hazte de un nombre y ven a la conquista de Hollywood!” y aquí estoy.
José:    (CAYENDO EN CUENTA) Ya va ¿Tus compañeros de clase son los que te animaron a venirte?
Daniela:  Tan bellos ¿verdad? Y eso que la qué más me animó era mi archirrival en la facultad, una chica japonesa que estudiaba conmigo. Yo juraba que me odiaba por tener mejores notas que ella y porque era yo la que iba a leer el discurso de orden el día de la graduación.
José:    (ATANDO CABOS) Ahora será ella la que lea el discurso, ¿no?
Daniela:  (FELIZ) Sí Columbo... ¿Por qué?
José:     Nooo, por nada... como quien dice: “La japonesa tomará tu lugar en todo”.
Daniela: ¡Tan bella la Japo Mailyn! Hasta se ofreció para tomar mi puesto en la firma... ya debe estar trabajando en mi oficina ¿Quién se lo iba a imaginar? (COMO MAYLIN) “Tu no tené delecho de prival al mundo de tu talento. Si dioses te dielon milenario don de la actuación, tené que compaltilo con el oliente,  ochidente y palte de palaguaná” Así mismo me dijo, ahora estoy buscando un buen texto, tú sabes, para mi debut en las tablas. Pero claaaro, ya que te tengo a ti (MIMOSA) Cheito bello, precioso, lindo ¿Me vas a escribir una obra?
José:    Daniela. Yo ya no soy dramaturgo.
Daniela: Ya sé que estas escribiendo para la televisión, pero el teatro es lo que más te llena, así que se me ocurrió algo original: “Un monólogo”. Qué éxito. Ha otro perro piojo que aquí estamos llenos, que... (ANTE LA PERPLEJIDAD DE JOSÉ) ¿Qué pasa poeta? ¿Ya no confías en mí?
José:     Siempre he confiado, solo que...
Daniela: Entonces? ¿Recuerdas el bachillerato? Ganábamos todos los festivales de teatro, jamás olvidaré cuando el encargado de cultura fue jurado en un festival estudiantil y nos dijo: (AMANERADA) “Señorita, usted tiene mucho futuro... y tú también... poeta”. Esa fue tu primera obra y ganaste una mención de honor, desde ese día todos te llamábamos: “Poeta, poeta, poeta, poeta” (SUS MANOS TIEMBLAN. TOMA UNA PASTILLA. EL TEMBLOR SE DETIENE. MECANIZADA) “Tengo que terminar mis ejercicios, la disciplina en esta profesión es muy importante” (CONTINUA SUS EJERCICIOS DE VOZ Y DICCIÓN)
José:    (PERPLEJO) ¿Estas bien? aló, aló. Daniela, ¿Cómo puedes ser tan ingenua? ¿No entiendes que esa, Maylin, te engañó? (DANIELA EN LO SUYO) Tienes que volver a la universidad y dejar esta tontería. Recuperar tú trabajo en esa firma. El bachillerato fue fantástico, pero se acabó ¿Comprendes? (DANIELA CALLA. JOSÉ SIGUE HABLANDO) Que vaina, Daniela ¿No me digas que es verdad lo que ellos...? (DANIELA LO VE DESCONFIADA)... creen...
Daniela:  ¿Qué es lo que creen?
José:      (TORPE, FALSO) ¿Quién? Ah... ellos, nada...
Daniela: (MOLESTA) ¡Quieren que me convenzas de volver a la universidad! ¿Verdad? ¡Creen que estoy loca!
José:     ¿De dónde sacas eso?
Daniela: Que raro. Eso es lo que viven diciéndome: “Daniela, vuelve a la universidad ¡Se te aflojo un tornillo!” ¿Tú has visto? ¡YO con un tornillo flojo! ¡YO! Daniela Alejandra Viloria Suárez de la Concepción Juan y Turbidez, mejor conocida como: Doris López (TR.) ¿Qué te parece mi nombre artístico? No me dirás que no es perfecto, queda en la mente. Doris López, Doris por Doris Wells la actriz venezolana, y López por Jennifer López, un homenaje a dos generaciones ¡Opiniones!
José:     (NERVIOSO. CONFUNDIDO) Buenísimo Daniela... perdón... Doris... digo... Jennifer... es decir...
Daniela: Tranquilo, en la intimidad de mi casa soy: Daniela, ¿Te das cuenta que soy sencillita? Ahora, dímelo sin que te quede nada por dentro (PISTOLA EN MANO) ¿Yo parezco loca?
José:      Ni de vaina.
Daniela:  ¿Te fijas? pero para ellos si tengo un tornillo y la caja de cambio floja, la familia siempre es la piedra en el zapato. “Si no sales de ahí vamos a llamar a un psiquiatra” (GRITANDO) ¡Llámenlo! ¿Cuál es el problema? (EN SECRETO) Al principio no me importó, pero después que lo pensé bien me preocupé ¿Te imaginas que venga un loquero a esta casa?
José:      ¿Temes que te detecte algo raro?
Daniela: ¡¿A mi?! Claro que no. Yo estoy más cuerda que un mecate. El miedo es que él doctor los vea ha ellos y termine llevándoselos al manicomio. Es mi papá José, loco y todo es mi papá. Es mi abuelita, oye, uno es un ser sensible. Mis fans no verían con buenos ojos el que yo tenga a mi familia en un manicomio ¿Te imaginas lo que diría la Chepa Candela? (SE PERSIGNA) Santa Marilyn bendita.
José:      ¿No recibes llamadas o visitas?  Si quieres...
Daniela: (SECA. PISTOLA EN MANO) ¡No! Los tengo amenazados con matarme si intenta entrar por la fuerza. Hasta ahora nadie ha entrado. Serán locos pero me tienen un poquito de consideración.
José:      ¿Serias capaz de matarte?
Daniela: ¿Matarme? Cuando alguien está ante la muerte, en un asalto por ejemplo, empieza a pensar en todas las cosas que dejó de hacer: ¿Por qué nunca me lancé en paracaídas? ¿Por qué ayer dejé aquel pedazo de postre en el plato? Yo siempre he querido ser actriz, debe ser que siempre he estado ante la muerte ¿Sabes? Cuando todo esto termine, mi familia estará orgullosa de mi, y les perdonaré todo, incluso lo que me han dicho de Mailyn ¿Puedes creer que dijeron que la japonesa me engañó? Que lo único que ella quiere es sacarme de la universidad y tomar mi lugar en la firma -Se burló de ti Daniela, la Yoko Ono se burló de ti-.
José:     Se han visto casos con japonesas, total, Los Beatles se separaron.
Daniela: ¿Pero Mailyn? ¡Nooo! es como si me dijeran que me estas engañando, que estás aquí por encargo de esos locos y no quieres ayudarme a cumplir mis sueños (SE LLEVA LA PISTOLA A LA CABEZA) Eso sería como un disparo en la cabeza. Tú, mi amigo del alma... mi... mi... (NOSTÁLGICA) Como te extrañé José (PUEDE SONAR UN TEMA DE AMOR DE DANIELA Y JOSÉ)
José:      (NOSTÁLGICO) Yo también te extrañé Daniela.
Daniela: No es fácil estar en otro país cuando los recuerdos pesan, los recuerdos son como releer una vieja carta de amor, pero en alma ¿Te acuerdas de nuestros estrenos en el colegio?
José:   Claro, esas mariposas en el estómago y la bendita preguntica que siempre venía a la mente antes de salir a escena: “¿Qué carajo hago yo aquí?
Daniela: Tú decías: (IMITÁNDOLO) “¿Por qué no me dio por meterme en béisbol, fútbol, metras, en lo que fuera pero no en teatro”. Fue cuando dejaste de actuar y empezaste a escribir, decías que el teorema de Pitágoras era una tragedia griega.
José:     Eso era un chiste.
Daniela: Muy malo por cierto. Pensabas que los escritores tenían que beber mucho café, escuchar a Joan Manuel Serrat e irse a emborrachar con Francisco Massiani por ley natural. Fumar pipa. Te veías tan torpe fumando esa vaina. Decías que todo escritor tenía que usar lentes de montura redonda tipo John Lennon y mensualmente ibas al oculista para que te recetaran lentes y el doctor te mandaba para tu casa con la vista clariiita (JOSÉ SE COLOCA LENTES DE MONTURA REDONDA) ¡Bravo poeta! Ahora si eres todo un escritor.
José:    ¿De qué te burlas? ¿Acaso olvidaste que te la dabas de Greta Garbo? Esperando una rosa roja después de cada función, cual diva hollywoodense.
Daniela: Siempre me la dabas con tu cara de circunstancias, como apuntico de besarme (ESQUIVAN UN BESO) que tiempos.  Escribías tan lindo, José.
José:   Actuabas tan bien, Daniela (TR. SERIO. TERMINA TEMA DE AMOR DANIELA JOSÉ) Lastima que todo se acabó, la vida te lleva por delante. Más nunca fumé pipa, de hecho no fumo y el doctor me prohibió el café. Estos lentes me hacen ver mas imbécil (LOS GUARDA) solo que los de contacto me hacen daño y te juro que no sé si Joan Manuel Serrat se murió o está cantando rancheras o reguetón. Ya todo acabó. Esos recuerdos son bonitos, pero son eso: “recuerdos”. Yo ya no escribo.
Daniela: Tú naciste escritor y siempre lo serás, recuerdo leer tus obras con la piel de gallina, toda bobita, como un misma pendeja.
José:   Definitivamente que el tiempo nos va domando ¿Qué pasó con tú “clase” doctora? ¿Ahora decimos groserías?
Daniela: “¿Pendeja?” “Pendeja” lo dicen en la televisión a cada rato. ¿No has visto las telenovelas colombianas? Dicen: "pendeja, coño, vaina, joder, mamao”... no digo que por eso sean buenas ¡Nooo! Es el desparpajo, la desfachatez. Ellos dicen por ejemplo: “Mire mi paisa, deje la joda y no sea tan maricón, men” y la cosa no suena a grosería... suena como: “Mire mi paisano, deje la broma y no sea tan parcha, hombre” ¿entiendes?... perdón, que tonta. No vas a entender si tú eres un gran escritor (PAUSA) ¿Entonces maricón? ¿Vas a bendecirme con tu talento? Tengo que salir de la  Danycueva y seguir tú ejemplo, seguir tú...
José:   (MOLESTO) ¡Basta Daniela! ¿De que ejemplo hablas? Obviamente hay muchas cosas que desconoces... yo... yo...  vine a ayudarte.
Daniela: ¿Ayudarme a qué? ¿A ser actriz o a entregarme al loquero?  (TOMA LA PISTOLA)
José:    A organizarte, pero tienes que colaborar. Dios dijo: “Ayúdate, que yo te ayudaré”
Daniela:  Gran cosa, así cualquiera. Lo que quiero es que me ayuden sin condición.
José:   Okey, yo te ayudaré sin condición, solo, suelta la pistola.
Daniela:  (LO APUNTA) Ves, siempre pides algo a cambio ¿Me tienes miedo? Sería incapaz de hacerle daño a quién me quiere ayudar. Al menos que me estés engañando y... (GRITANDO) ¡PLUM! (JOSÉ CAE AL PISO ASUSTADO) Tonto, también la tengo para practicar un personaje de malandra, ¿recuerdas el que hacíamos en el colegio? (TR.) “tonces parroquia mía ¿Cómo está to´o?  esos tombos que andan pendiente de un martillo y tal  ¿Me la vas aplicar a mí? Epa caimán, zúmbate que voy pá bajo”
José:   (LE SIGUE EL JUEGO) “¿Qué es lo que pasa parroquia? Upa flaca rellena, ven pa’ ca’ y dímelo en la pata e’ la oreja ¿Eres o no eres mi jeva?, no ves que yo estoy enamorado tuyo”.
Daniela: “Oye combibe, esa palabrita de jeva si te queda linda en tu bembita... pida por esa boquita... pero jeva tuya no soy... allí no matriculo yo... bien lejos chirulí... sale pá otro charco”.
José:   “Pero  bueno mi princesa caballero ¿Te vas a empatar en una de “Titanic”? Te hundes en una de prepotencia... noooo mi amoooor, mira  ¿Por qué no me das la pistolita? voy a creer que estas tan loca como todos creen!
Daniela: (MOLESTA) ¿Qué es lo que ellos creen? (LO APUNTA) ¿Qué estoy loca? ¿Me haz estado engañando?
José:      (ASUSTADO) ¡No!
Daniela: No entienden que no voy a volver a la universidad, que se acabó, se terminó, taima, tacho, stop, cero contra por cero, piedra papel y tijera, un-dos-tres pollito inglés!
José:    (ESTALLA DECIDIDO) Mira, Daniela, Jennifer, Doris, La Loca Luz Caraballo o como sea, escúchame y entiéndeme a mi. Si no dejas está pendejada ahora mismo y terminas de jugar a la actriz, te van amarrar a la butaca de un avión y te enviarán a Suiza, donde hay un doctor buenísimo en quitar complejos que te está esperando: “Marilyn Monroe, Cleopatra, Lady Diana” o del que se te antoje. Te advierto que afuera hay dos enfermeros cada uno con cara de gorila y con instrucciones de golpearte si es preciso con tal de meterte en el avión. Porque hasta que no te gradúes y vayas a esa firma a defender a los buenos y castigar a los malos y demostrar que la justicia es ciega no te van a dejar en paz. ¿Ahora si me entiendes? (DANIELA COMIENZA A TIRAR TODO LO QUE ENCUENTRA A SU PASO. JOSÉ TRATA DE DOMINARLA. TOCAN LA PUERTA)
José:    (A LA PUERTA) ¡Un momento por favor! ¡Todo está bien! (FORCEJEAN HASTA QUEDAR ABRAZADOS EN EL SUELO) Daniela por Dios. ¿Quieres que entren y te vean así? Te pondrían una camisa de fuerza ¡Cálmate ya! (LA DOMINA) ¿Quieres una pastilla? (DANIELA NIEGA. COMIENZA A LLORAR. JOSÉ SE CONMUEVE) ¿Me prometes que si te suelto vas a estar tranquilita? (ELLA ASIENTE. ÉL LA SUELTA A LA EXPECTATIVA, DANIELA LLORA IMPOTENTE)
Daniela: (DE PRONTO LUCIDA, EMOCIONADA Y SONRIENTE) ¿Qué te pareció?
José:  (SIN ENTENDER. PERPLEJO) ¿Q-q-qué me pareció... qué?
Daniela: Mi actuación de histérica ¿Qué te pareció? Opiniones.
José:  ¿Opiniones? ¿Actuación? Da-Daniela ¿Estabas actuando? ¿Tú me estas diciendo que esta pataleta que te dio era un “teatro”? (ESTALLA MOLESTO) Grandísima hija de… ¿Tú estás loca? pero para que pregunto, claro que lo estás.
Daniela: (PREOCUPADA) Cálmate José, te veo mal ¿Quieres que te llame al loquero? ¿A uno de los enfermeros? ¿Quieres una pastillita?
José:   Que loquero, ni que pastilla, a ti te perdimos “Topacio” del coño.
Daniela: Deja la histeria que aquí la actriz soy yo dime ¿Estaba sobre actuada?
José:    Sobre tarada es lo que estas, sobre calificada para el papel del cuarto chiflado. Mira, yo no voy hacerte el jueguito mas fácil... tú... tú... ¿Tú crees que es mentira lo...?.
Daniela: ¿Lo de Suiza? ya lo sé. Los escuché planeando todo detrás de la puerta ¿Crees que me iba a quedar de oídos cruzados? (CON LA PISTOLA) ¡Primero muerta!
José:       ¿Otra actuación “María la del Barrio”?
Daniela: (AMENAZANDO CON SUICIDARSE) Averígualo “Martín Valiente” (TOCAN LA PUERTA CON MAS FUERZA)
José:     (TENSIÓN. A LOS QUE TOCAN LA PUERTA) Todo está bien, un segundo por favor (A DANIELA) Mira “Juana, la Virgen”, ya esto se nos fue de las manos, esta novela llegó a su capítulo 120 y sin final bonito, así que baja el arma, voy abrir la puerta, te prometo que no dejaré que te hagan daño, solo intenta hablar con ellos
Daniela: Loca sería si no lucho por lo que siempre he querido, tú eres mi última carta ¿y me vas a echar a los leones? Bueno, a los gorilas enfermeros en este caso ¿qué pasó con tú sensibilidad de escritor? ¿No te das cuenta que si abres esa puerta no solo vas a acabar con mi vida sino con nuestra amistad, con nuestro amor? (SUPLICANTE) He pasado estos años cumpliendo sueños ajenos ¡ayúdame! (JOSÉ VA LENTAMENTE A LA PUERTA) Entiendo. Se te subieron los humos subidos a la cabeza.
José:      (SE DETIENE) No digas eso...
Daniela: ¿Entonces? ¿Por qué me quieres entregar si yo siempre te he apoyado? Recuerdo que justo cuando me iba a estudiar al exterior iban a montar una obra tuya, fue un éxito ¿No? Mi abuelita me contó que la crítica se rindió a tus pies, que la sala estaba a reventar...
José:      Mi obra fue un fracaso.
Daniela: ¿Fracaso? Pe-pe-pero mi abuela dijo que... (PAUSA) Bueno, tal vez mi abuela exageró un poquito la cosa, total, los que no han fracasado es porque no lo han intentado, además. Era tu primera obra, eras muy joven. ¿Quién no ha tenido un fracaso?
José:       Yo: He tenido dos.
Daniela: Pero sigues en la lucha, rodeado de escritores de televisión.
José:   Rodeado de puras mujeres histéricas que son la mayoría de los que escriben en televisión que se creen muy simpáticas contándole a todo el mundo sobre sus divorcios y gritándole a los cuatro vientos que tienen años sin tener un orgasmo. Y en los estudios de televisión todo esta sujetado con tirro como apunto de caerse, y tomas más café que en un velorio, y la gente fuma, fuma y fuma... Y por delante te ponen una cara angelical y por detrás te están apuñaleando. Los actores te viven reclamando: “Mi personaje esta flojo, dame texto”, los directivos del canal gritándote: “el raiting de la novela bajó medio punto”. Hoy estas en la cresta de la ola, mañana en el fondo del mar. ¿Satisfecha doctora?
Daniela:  ¿Pero te gusta?
José:    (DESINFLADO) Cooño sí. Escribir es mi vida, o al menos lo era, si pasaba un día sin hacerlo andaba asfixiado. Pero hay que tener una piel muy dura para saber vivir entre rosas con espinas.
Daniela:  No te entiendo.
José:   (BUSCANDO APLOMO) Daniela ¿No le puedes regalar tú talento a la humanidad los días feriados, por ejemplo? Tal vez podrías tomar la actuación de otra forma, como un hobby, un pasatiempo.
Daniela: Santas “Juana Sujo y Amalia Pérez Díaz” benditas ¿Qué me estas diciendo poeta?
José:     Que vuelvas y termines tú tesis, vayas a la firma y te reincorpores a tú trabajo, después ¿Qué sé yo? haces un taller de actuación por las noches o los domingos por la mañana...
Daniela: ¿Escribes teatro del absurdo o me estas jodiendo de pasatiempo? Los sueños no son un hobby, no se cumplen en un “tallercito de sueños” por la noche o los días feriados. Son proyectos de vida, ¿Qué pasa poeta?
José:      (MOLESTO) ¡No me llames poeta!
Daniela: ¡Tú no me llames doctora! ¿Viniste por tú cuenta? Cómo no. Que estúpida soy. Parezco loca. Viniste a convencerme de volver ¿no? Bien, ya lo intentaste, ahora vete. Pero eso sí, diles que a Suiza me llevan muerta.
José:     Igual que un cuadro de Picasso, por donde lo mire no entiendo un carajo. ¡Me vuelves loco!
Daniela: ¿Pobreciiiiito? Ellos quieren lavarme el cerebro en Suiza ¿Y yo te vuelvo loco? ¡Claaaro! Como tú llegaste los demás que se jodan.
José:    ¿Joderse? Todos afuera están preocupados ¿Y eres tú quién se jode? Por favor, piensa en ellos, en tu abuela, en tu papá, piensa en tus estudios, en (BUSCANDO ARGUMENTOS) en... en tu novio. ¡Eso! Piensa en tu novio (CURIOSO) Me imagino que tienes novio.
Daniela: (MOLESTA) ¡¡¿Qué te importa si tengo novio?!!
José:   Grabando la arrechera de “Leonela”. Luces, cámara ¡Acción!
Daniela: (GRITANDO) ¡¡No estoy arrecha!! Solo que me molesta el tonito ese con que dices “¿Me imagino que tienes novio ¿no?” ¿Tú crees que yo soy de las que necesita un marido al lado para ser mujer? (SIN DEJARLO HABLAR) ¡Cállate la boca que no quiero oírte! (PAUSA) Claaaro, no dices nada porque sabes que tengo la razón, contesta pues ¡habla! (SIN DEJARLO HABLAR) Y no lo niegues, que aunque no lo digas sé que lo piensas que es peor, yo puedo leer tu mente.
José:       Patético: Loca y adivina.
Daniela:  “Esta muchachita se encerró en este cuarto ¿Y el marido no dice nada?” Para hombres tengo suficiente con mi papá, con los gorilas enfermeros, un doctor mata complejos y ahora contigo molestando...
José:   (BREVE PAUSA) ¿Entonces Walter Mercado? ¿Tienes o no tienes novio?
Daniela: Si se puede llamar novio a un gringo que no me aguantó ni media hora de loca, ni un gritico, ni una lloradita pues, “mi amor, entiéndeme, yo quiero ser actriz” ahí mismo huyó por la derecha, lo último que me dijo es que tenia un familiar muy importante que podía ayudarme muchísimo. Yo dije: ¡Date loco! Este me consiguió un representante artístico (TR.) ¡Un psiquiatra! ¿Qué tal? Tremendo espaldarazo ¿Por qué será que todo el mundo me quiere mandar para el psiquiatra?
José:   (OBVIO) Por qué será. Porque estás mas lo... (DANIELA LO VE SERIA Y ESTE SE VA POR LA TANGENTE) locuras y prejuicios de la gente.
Daniela: ¿Sabes? yo sabía que él no era el hombre de mi vida.
José:      Claaaro, como tú lees la mente.
Daniela: Él tenia un no sé qué. Sabes ¿no? tenia ese... O mas bien le faltaba... Era... (SINCERA) Más inútil que cenicero en moto. Es un bello abogado. Pero lo que tiene de bello lo tiene de idiota. No se le podía decir “Mr. Smith” ¡Noooo! “Dr. Smith”. “Café sin cafeína, please” “refresco dietético”, solo le faltaba pedir las donas sin huequito. Pobrecito.
José:    Tranquila,  tal vez Mailyn ya lo consoló y se acostó con él, ella es tan buena amiga (DANIELA LO VE DOLIDA) Disculpa, no quise...
Daniela: Descuida, ya estoy acostumbrada (TR) José, creo que lo mejor es que te vayas. Ya cumpliste tu misión... eres una persona de éxito y el éxito quita tiempo, no quiero seguir ocupándote con mis cosas, además, tendrás novia y no quiero problemas de ese tipo al inicio de mi carrera (TR. COMO SI NADA) Me imagino que tienes novia.
José:   (IMITÁNDOLA) “¿Y cual es el problema si tengo novia? Es mas ¿Qué te importa si tengo novia?, no me gustó ese tonito como me preguntaste... ¿Tienes novia... no? ¿Tú crees que yo necesito andar con una mujer al lado para sentirme hombre? Para mujeres tengo suficiente con mi mamá y ahora contigo molestándome” (SE VEN SEVEROS, PERO LA SITUACIÓN LOS LLEVA A  ESTALLAR EN CARCAJADAS)
Daniela: Te juro que tenia tiempo que no me reía así. Bueno, tengo tiempo que no hago muchas cosas, como comer helados, caminar por la arena, ir al teatro, bailar, darme un buen beso, y hacer el amor con amor.
José:   Eso se puede solucionar, lo de bailar, digo ¿no? (SE VEN COMPLICES) Señorita, me concede está pieza (SUENA MUSICA. COMIENZAN A BAILAR. COREOGRAFÍA CON EL TEMA “MI GRAN AMOR” DE ALGUERO / R. DE LEÓN. CANTADA POR NINO BRAVO)
Daniela:  (DESPUÉS DE LA COREOGRAFÍA) ¿Entonces?
José:    (SEPARÁNDOSE DE ELLA QUE SIGUE BAILANDO COMO SI NADA) ¿Entonces qué?
Daniela: ¿Tienes o no tienes novia? Me imagino que tendrás a más de una actriz detrás de ti.
José:     No tengo novia.
Daniela:  Que bueno, digo... Que bueno volver a bailar. Te admiro tanto José.
José:    (AVERGONZADO) Daniela, yo no soy quien tú crees.
Daniela: ¿Qué importa quien eres? que hayas tenido un fracaso, bueno dos. Lo importante es que estás aquí, y que eres “el ejemplo de los soñadores” (EN SU MUNDO) Sigue bailando poeta, no me sueltes...
José:    Sigo bailando con la condición de que me escuches sin interrumpir.
Daniela: Por el “Oscar” que le negaron a Richar Burton, no te voy a interrumpir.
José:   Desde hace algún tiempo venía pensando que la dramaturgia y las salchichas no tienen nada en común.
Daniela: ¿Salchichas?
José:      Sí, salchichas y prometiste no interrumpir. Monté mi primera obra y fue un fracaso, conseguí trabajo como dialoguista en televisión y me despidieron, no tenía dinero (NERVIOSO) Así fue como me asocié con otro igual que yo. Igual, pero distinto ¿Entiendes? Sueños diferentes pero iguales necesidades, y sin darme cuenta... Yo pensé que después podía comenzar de nuevo, que podía volver a escribir, pero me fui enredando y... (DANIELA DETIENE SU BAILE)
Daniela:  ¡¿Eres gay?!
José:     ¡Claro que no! Lo que quiero decirte es que ya no soy escritor de televisión, ni guionista de cine, no soy dramaturgo. No redacto ni los anuncios clasificados del periódico (ENVALENTONADO) Daniela, soy un comerciante, monté un carrito de perros calientes.
Daniela: (SE DETIENE LA MÚSICA. TRAS PAUSA SUELTA CARCAJADA) Buen chiste poeta, entiendo, quieres hacerme la risoterapia ¿No? Quieres hacerme reír y... (JOSÉ SE COLOCA GORRO Y DE PERRERO. DANIELA PALIDECE) ¡Cooooño! ¿La terapia es con vestuario y todo?
José:      Soy un perro calentero.
Daniela: ¡Santa “Doris Wells” bendita! ¿Qué me estás diciendo poeta?
José:     Que vuelvas a la universidad y termines tu tesis...
Daniela:  No te hagas que aquí la loca soy yo. ¿Tú dejaste el teatro, tú futuro... tú... tú... por... por vender “Perros Calientes”?
José:       Se llama “Don Shakespeare”.
Daniela:  ¿Quién?
José:   Mi carrito de Perros Calientes, se llama: “Don Shakespeare”.
Daniela:¿“Don Shakespeare”? palo e’ nombre ¿Ah? “Don Shakespeare” queda en la mente, me fregaste, yo pensaba que “Doris López” era genial, pero “Don Shakespeare” es perfecto, William debe estar revolcándose orgulloso en su tumba. Y la gente cree que la loca soy yo... je, je, hay escritores que han sido limpia botas, cajeros de banco, pero tú eres el más original: ¡Perrero! ¿Y dónde tienes tú carrito? Seguro que por el Ateneo y eres el “perrero cultural” (IMITÁNDOLO) “¿Le gustó la obra, le pescó el trasfondo social a la cosa? ¿Quiere más mostaza? Noooo, es que ese director es muy bueno... Cuidado que esa guasacaca es picante... Póngase pilas que la pre-venta para el festival de teatro ya comenzó... ¿Su perro es con todo?” ¿Sabes? hubiese sido mejor que me dijeras que eras un ladrón o gay (ESTALLA RABIOSA Y COMIENZA A TIRARLE TODO LO QUE ENCUENTRE. ESTE SE ESCONDE DEBAJO DE LAS SABANAS DE LA CAMA) Que bolas de ping-pong tienes tu José, a ti es que debieran llevarse a Suiza de por vida ¿Cómo se te ocurre venir a mi casa a matar mis sueños? Tú que estas mas jodido que yo, no lo puedo creer, ¿Lo único que has escrito en estos años son recetas de como ahorrar cebolla y repollo? ¿Y los sueños? ¿Y las metas? ¿Los domingos por la mañana o los días feriados? ¿Qué pasó con tu obra cumbre chico? José ¿Cómo fue que te convertiste en... en... en...? (JOSÉ SALE DE LAS SÁBANAS. MOLESTO Y VESTIDO CON GORRO Y BATA DE PERRERO.

José:    ¡En perrero chica! ¿Qué sabes tu niñita malcriada? Y qué, le puse “Don Shakespeare” a mi carrito, y qué ¿Qué quieres que haga? ¿Me tiro al metro o me suicido a lo Hemingway? Tú te quejas de tu papá, pero da la casualidad que yo no tuve uno, él mío dejó el pelero el mismito día que nací, típico... Fue a buscar cigarros, y todavía mi mamá lo está esperando, ¿No te parece un final bien novelero por cierto? ¿Crees que yo iba a sacar adelante a mi mamá jugando a “policías y ladrones” en la televisión? Con esta cara me llamarían para hacer de “ladrón 4” o “policía 3”. Fue cuando acepté que mi rostro no es de mucho rating, que mi opción era estar detrás de la computadora escribiendo historias de personas anónimas como lo son la mayoría de los habitantes de este país. Solo que resultó que mi verbo no era lo suficientemente truculento ¿Crees que alguien iba a leer mis obras? mis textos no serían subversivos si no clandestinos pues nadie los leería ¿Qué sabes tú, Daniela? Lo que pasa es que uno siempre se entera de historias como la de Rubén Blades: (DE MEMORIA) “Que si él tipo era pobre de niño, que sus padres no tenían con que pagarle la universidad, que pasó hambre en Nueva York mientras estuvo escondido por no tener la visa, que le jalaba mecate a Willie Colón con una libretica de composiciones pa’ arriba y pa’ bajo, y que fue el cachifo de Héctor Lavoe, bla, bla, bla” (IRÓNICO) Pero él men era talentoso y perseverante, buena combinación, y pelo a pelo se fue metiendo en la movida. Una canción aquí, un corito allá y cataplum (CANTANDO) “Ella era una chica plástica... de esas que veo por ahí, de esas que cuando se agitan sudan Channel number three”, y lo demás es historia. Hoy Rubencito debe tener una visa mas grandota que la de Ricky Martin, abogado con post grado en Harvard, un colega tuyo pues, todo un “movies star” y quien quita que llegue a ser presidente de su país ¿Pero sabías que pasando hambre junto a Rubén Blades habían otros cientos de músicos mas? otro buen coñazo de soñadores, talentosos y perseverantes como Rubén ¿Dónde están? ¿Qué es de ellos? Bueno, aceptémoslo, yo soy de esos “cientos de otros más” ¿Qué sabes de las demás modelos aspirantes a estrellas que posaron desnudas con una tal Norma Jean antes de convertirse en: Marilyn Monroe? Nada ¿verdad? Yo soy de ese lote y punto, así de sencillo. No me las quiero dar de: “pobrecito José” solo te pido que no me jodas con eso de “poeta”. Soy perrero ¿y qué? Ese es mi negocio y que me perdone Dios que ese es el negocio de él: Perdonar. Tengo cuatro años como perrero y mi mamá está mas tranquila. No sé si más feliz, pero si mas tranquila, y me están esperando para abrir otro carrito de perros calientes que le voy a poner: “Soldado Desconocido” ¿Y qué? No me vengas con eso de “¿Qué pasó con tu obra cumbre?” cumbre es haber sobrevivido en este país de mierda que un buen día me dijo: “Artista, una de dos. ¿O sueñas y te mueres de hambre o salvas a tu familia y comes?” Por mariqueras mías preferí comer y salvar a mi familia (CONMOVIDO) No soy dramaturgo ¿Sabes que es cumbre? haber crecido al lado de un gentío que piensan que ser actor, escritor o vago es la misma cosa. O te ganas el “Oscar” y vives nadando en real, o sencillamente eres un fracasado. Pero preparo unos “Súper Perros Shakesperianos Especiales” que te chupas los dedos. Al igual que en el bachillerato no sé que vine hacer aquí. Tu abuelita me buscó en mi esquina de perrero, ella sabía todo lo que me había pasado, sabía que mi obra fue un fracaso y que como dialoguista soy un bate quebrao. Yo le pedí que no te dijera nada, que era mejor que siguieras creyendo en mi éxito. Creí que no volverías a mirar para este lado del mundo. Pero al pasar todo esto y encerrarte aquí, tu abuela pensó que tal vez yo te haría reaccionar. YO. Y aquí me tienes, haciendo el ridículo con mi cara de: “imbécil 5” (DANIELA APLAUDE IRÓNICA. DOLIDO) ¿Crees que todo en la vida es teatro? Gracias, buen viaje, saludos al doctor Frankestein (VA A SALIR)

Daniela: Julieth Carl, ella posó desnuda en la época que lo hizo Marilyn Monroe, fueron amigas. Es cierto que de Julieth no se supo nada, seguro siguió posando por menos dinero, se habrá prostituido. Marilyn siempre la recordó, no todo es teatro. Pobre José, el sistema se lo comió.

José:    (IRÓNICO) Pobrecita Danielita, tan luchadora ella, tan ubicada en el contexto social del país, la niña que lo ha dejado todo para ser: actriz. Una pregunta “Abigail” ¿Qué piensas hacer mientras te conviertes en estrella? Porque de alguna vaina vivirás ¿O es que te van a becar en el “Instituto Papito Billetón Estudios”.

Daniela: ¿Cómo te atreves mamarracho? Yo no soy ninguna hijita de papá, es muy injusto que me digas que soy una sifrina ¿Cómo me dices eso de...? Yo soy... soy... Yo me valgo por mi misma... yo... yo...

José:    (IRÓNICO) Ya, me convenciste Rigoberta Menchú. Perdóname si te ofendí

Daniela: “Pobrecito José... como no le fue bien al principio... no puede luchar por sus sueños” Madura mijo, la vida es dura pero si tu arrojas la toalla.

José:     ¿Cuál toalla? ¿Las de Miami Beach? porque las mías son las que dicen “Yo amo a Caripe del Guácharo” ¿sabes? de esas que venden tres por una en el mercado popular. Claaro, ¿Qué vas a saber tú lo que es un mercado popular?

Daniela:  ¡Te vas de aquí resentido social!

José:     Claro que me voy sifrina arrepentida, y me voy por dos razones. Una: estás loca de bolas. Dos: estás loca de bolas, tan loca que necesito de dos razones para decirte la misma vaina.

Daniela: (GRITANDO Y APUNTÁNDOLO) Mira ¿Tú sabes como es  la cosa?

José:      (GRITANDO) ¡¿Cómo es?!

Daniela: (TR. LLORANDO. FRENTE A FRENTE: DOS PERDEDORES) Qué... qué... qué te quiero mucho resentido social.

José:    Y yo a ti sifrina regenerada (TOCAN LA PUERTA) ¡Ya va que nos estamos sincerando! (SE ABRAZAN SOLIDARIAMENTE)

Daniela: Nos jodieron poeta. Y no te molestes por lo de poeta, ahora para mi eres “El poeta perro calentero”. Nos jodieron de principio a fin: “La doctora y el perro calentero”.

José:    Eso suena a  título de película con bajo presupuesto.

Daniela: Nunca quise ser abogada. Jamás me gustó ese cuento de que la justicia es ciega ¡NO! la justicia tiene que ver bien, tiene que tener esa vista clarita con lentes de montura redonda o cuadrada pero ver bien, la justicia tiene que ser justa (TR. LEJANA) A los cinco años me encaramaba en unos tacones imitando a Marilyn. Papá y mamá eran una joven y exitosa pareja de abogados. Hasta que yo nací. Y mamá murió dando a luz a su única hija. Pero por mas: Original de Delia Fiallo que parezca la historia, nadie me culpó de nada, solo que mi papá me hizo entender que todo tiene su precio, empezó a tallarme un futuro perfecto buscando la mejor universidad para que fuera una abogada como mi mamá, pero ese día escuché su voz.

José:    ¿Qué voz?

Daniela: La de mi mamá, el día de la audición (POSEÍDA) “Pal carajo, manda todo pal carajo, cumple tu sueño”.

José:   ¿Cómo sabes que esa era la voz de tu mamá, si nunca la habías escuchado?

Daniela: No me vengas a sabotear él cuento que una sabe. Ese día también pensé en ti. Mi abuelita me decía que estabas triunfando. Ahora me encuentro que montaste un carrito de Perros Calientes. Discúlpame, no lo critico y permíteme decirte un lugar común: “El trabajo dignifica”, pero ¿Qué te puedo decir? Tenías un futuro tan brillante como escritor.

José:    Díselo a las butacas vacías que eran mi fiel público, había una que yo juraría que me hablaba.

Daniela: No puedo imaginarme como fue tú primer día de trabajo, como perrero quiero decir.

José:  (SACA DE SU MALETIN LOS IMPLEMENTOS DE PERRERO Y PREPARA UN PERRO CALIENTE) La cosa no fue tanto el primer día como perrero. La cosa es que cuando tu pides: “Un perro con todo”, no piensas si el perrero es perrero de vocación o si de niño quiso ser bombero, astronauta, policía o escritor, tú pides “Un  perro con todo” y punto. La cosa era la salsa de tomate que me temblaba en la mano: rojita, espesa, la misma salsa que le ponías a los espaguetis que mamá te servía, echándosela a un gritón que ni conoces ¿Y si te ve un amigo escritor? Ser perrero no tiene nada de malo, pero a “otro perro caliente con ese hueso”, no es lo mismo ser un perrero que escritor... Y la bendita salsa de tomate temblándome en la mano. Pero la cosa no fue el primer día como perrero, la cosa era aquel gentío gritándome: “una especial con todo”, “Púyalo perrero”, “vamos, que estoy apurado”. Dejé de ser “El Escritor” para convertirme en “El Perrero”. Un tipo me dijo un día ¿Tú eres marico?” y todo porque se me ocurrió ponerle “Don Shakespeare” a mi carrito “¿Quién es ese “Don Shakespeare”? seguro que un Don cabrón”. La cosa era mi socio que no sabia ni dar el vuelto y en un mes ya quería ser millonario: “Ser perrero da billete... y el billete si es poesía” me decía “Aquí vas a estar mejor que haciendo esas mariqueras que escribes” ahora tengo mi función privada todas las noches atendiendo a mí publico... ¿Mis sueños?: Al lado de la mostaza y la mayonesa. ¿Dedicarle una obra a quienes han creído en mí?: Al lado de las servilletas. ¿Escribir una telenovela distinta en donde la protagonista sea una bicha?: Junto a la guasacaca. Mis sueños están intactos al lado de la temblorosa salsa de tomate, solo que me quedé esperando a Godot, y el tipo nunca llegó.

Daniela: (CONMOVIDA POR EL RELATO DE JOSÉ) José, regálame algo, la ultima función ¿Recuerdas “Don Juan Tenorio”? ¿Recuerdas ese día? Nuestra última presentación en el liceo, ¿Vamos a repetir esa escena?

José:     Houston, tenemos un problema.

Daniela:  Por favor, regálame eso y después abre esa puerta y que todo termine, pero al menos dame una despedida digna: Una última función.

José:       (NOSTÁLGICO)  ¿La ultima Función?

Daniela:    Por todos los actores y actrices que han caído en   el intento.

Daniela / Doña Inés: “Dejadme salir, Don Juan”...

José / Don Juan:  “¡Doña Inès!...

Cálmate, pues la vida mía;

Reposa aquí, y un momento

olvida de tu convento

la triste cárcel sombría.

¡Aaah... ¿No es cierto, ángel de amor,

que en esta apartada orilla

mas pura la luna brilla

y se respira mejor?...

Daniela / Doña Inés:  “Callad, por Dios ¡Oh... Don Juan!

que no podré resistir

mucho tiempo sin morir

tan nunca sentido afán,

¡Ah! Callad, por compasión,

que oyéndoos, me perece

que mi cerebro enloquece

y arde mi corazón”...

(JOSÉ SACA UNA ROSA ROJA Y SE LA DA A DANIELA QUE SE CONMUEVE. SE BESAN. UN BESO TIERNO. JOSÉ QUEDA PARALIZADO DE LA EMOCIÓN)

Daniela: Poeta ¿Y si te escapas conmigo? ¿Y si rehaces tú obra cumbre? ¿Y si en vez de salvarme a mí termino salvándote a ti? Vamos José, salgamos de aquí ¿No hueles la libertad? ¿El aplauso?  ¿No hueles el amor? ¡JOSÉ!

José:    (AHORA ES QUE REACCIONA DEL BESO) Umm, creí que era la ultima función, se acabó Daniela, bajó el telón.

Daniela: ¿Por qué te empeñas en estar en el grupo de “los que se quedaron”? tú tienes talento, no te des por vencido y vámonos de aquí, luchemos y soñemos.

José:      No es época para soñar.

Daniela: Deja la sueño-fobia, siempre es época para soñar. El que nunca cumplen sus sueños es porque duerme mucho ¡Despierta!

José:      Tengo una vida.

Daniela: ¿Cuál vida? El problema no es que seas perrero, lo que pasa es que no eres lo que quieres ser. No abras los ojos una noche de estas y te des cuenta que tienes un montón de años encima y que fuiste un grandísimo cobarde que nunca lo intentó.

José:      Ya lo intenté y me caí...

Daniela: Pues levántate y comienza de nuevo, persevera. Mira, tienes dos carritos de perros calientes, encárgaselos a tu socio ¿Eso es lo que él quiere, no? Tú mamá estará bien cuidada, además de feliz al verte lograr lo que realmente quieres. Reacciona y salgamos de aquí, vámonos poeta, escribamos la historia, escríbele José.

José:    (IMPOTENTE. DERROTADO) Daniela, ha sido bello verte, quise ayudar, pero no puedo, me voy (COMIENZA A RECOGER SUS COSAS)

Daniela: (ESTALLA INDIGNADA) ¡Lárgate cobarde! ¿Crees que me voy a Suiza para hablar con un loquero? ¿Crees que me voy a pegar un tiro? (DISPARA LA PISTOLA QUE RESULTA SER DE AGUA) ¿A eso viniste? ¿A decirme que lo intentaste y caíste y que no puedes volver a empezar? Gracias por el detalle, ahora, chao (SACA DEL CLOSET UNA LARGA CUERDA) ¿La palabra largo significa algo para ti? discúlpame por haber intentado cambiar tu hermosa vida de resignación (PREPARA UN MORRAL CON COSAS PERSONALES. SE VA VISTIENDO) Claro, como todas las noches tienes una función privada atendiendo a tu público.

José:      Yo no quise que las cosas fueran así...

Daniela: De bolas criollas que no. Nadie quiere, solo que tú mismo tienes que luchar por tus metas pues nadie lo hará por ti. ¿Sabes? Cuando me veas en las tablas, en la televisión, en el cine, te sonará un ruidito en el estómago, algo como: “Cuchi-cuchi-cuchi”. Pudiste José, pudiste.

José:   Mira que me voy Daniela, me voy y por favor no intentes detenerme...

Daniela: ¿Te estoy agarrando, o es que caíste en una trampa? Adiós, me saludas a papá y a los gorilas enfermeros, invítalos a comer “hamburguesas Shakesperianas”, pedazo de ridículo. “Yo vine para ayudarte”. Hipócrita, sencillamente hipócrita.

José:   Suficiente, me voy (SIN MOVERSE) Adiós, chao, hasta nunca  (DANIELA LANZA LA CUERDA POR LA VENTANA) Voy abrir la puerta y van a entrar y... (PREOCUPADO) ¿Qué piensas hacer?

Daniela: ¿Tú qué crees, imbécil? ¡Ah! hablando de imbécil, se me olvidaba decirte algo, lo de Julieth Carl lo inventé para que vieras la situación desde otro punto. Julieh y Marilyn no se conocieron, no existe Julieth Carl, es mas, me importa un carajo Julieth Carl. Pero de ti se sabrá. Me aseguraré que en mi biografía no autorizada aparezca tu nombre bien clarito: “José Manuel Cabrera era un amigo muy talentoso, murió en su mansión: Solo. Su funeral fue acompañado de una larga caravana de carritos de perros calientes. Al morir no dejó nada escrito, el pobre de tanto trabajo se olvido de cómo hacerlo”.

José:  Daniela, cuidado, no hagas una locura, te vas a matar...

Daniela: (DANIELA SE ALISTA A SALIR POR LA VENTANA)    Aquí el único muerto eres tú. Creía que se te habían subido los humos, pero lo que se te subió fue el vapor de los perros calientes a la cabeza. Cada hermoso sueño es amenazado por una pesadilla, y tú eres tu peor pesadilla. Me engañaste igual que todo el mundo.

José:   (DESVARIANDO) Yo no te engañé. Es verdad, nos jodieron, y sé que eres la mejor actriz del mundo, que soy un tonto, pero yo no te engañé, fue el país, fueron las cúpulas podridas ¿Qué se yo? Uno se alegra cuando Galarraga mete un jonrón, hasta cuando una miss gana un concurso, yo era feliz con David Concepción ganándose un guante de oro, después llegó Vizquel, Miguel Cabrera, pero no fui yo. Tú abuela me buscó, es verdad, pero yo vine, porque creo en ti y no quiero que sufras como sufrí yo. Cuidado Daniela ¿Crees que yo no pienso en mis sueños de escribir? Daniela por Dios (DANIELA SALE POR LA VENTANA. JOSÉ QUEDA HABLANDO SOLO E IMPOTENTE) ¡DANIELA! Mailyn te jodió, pero no importa. Eres tu la que ha luchado y creo que Doris López es un nombre artístico perfecto. Tú eres el verdadero ejemplo para los soñadores, desde hoy mi carrito se llamará “Doña Daniela Doris López”. Siempre pensé que la pipa y los lentes de montura redonda se me veían bien, es que Serrat me jode, me jode: “de vez en cuando la vida, toma conmigo café y está tan bonita que da gusto verla”... Es que Francisco Massiani me saca la “Piedra de Mar” y me jode, es que el sistema no perdona un fracaso (TOCAN FUERTEMENTE LA PUERTA) Corre Daniela, corre, salta, salta, yo... yo...  no voy a dejar que te hagan daño... (GRITA DETRÁS DE LA PUERTA) ¡Váyanse, déjenla en paz! Daniela, Daniela, tu vas a triunfar y Mailyn se va a morder ese codo... y yo... yo... yo voy a estar ahí para verlo ¿Sabes porque? Porque yo me escapo contigo... (SE QUITA EL GORRO Y LA BATA) Que carajo, yo me lanzo y lo dejo todo, y vuelvo a comenzar y que se vaya a la mierda mi socio (SE COLOCA SUS LENTES DE MONTURA REDONDA) Yo me escapo, y me pongo al día también, y...

Daniela: (SORPRESIVAMENTE SE ASOMA POR LA VENTANA, LO HA ESCUCHADO TODO) ¡Repíteme ese texto, poeta!

José:    Qué nos vamos Daniela. Qué tú me representas y yo te represento, que te voy a escribir un súper monólogo...

Daniela: (ENTRANDO AL ÁTICO) ¿En serio? ¿Tú... tú... tú te vas conmigo?

José:    Claro que me voy, nos vamos. Yo escribo y tú actúas. Y daremos el gran coñazo. Tengo una historia rondándome la cabeza, la de una muchacha que lo dejó todo para comenzar de nuevo y triunfó. No es original, pero ya veremos, además, ya todo está inventado ¿no? Solo me tienes que buscar un buen nombre artístico, el José Manuel Cabrera no me gusta.

Daniela: Ya lo tengo: Luis Verdial. Luis por Luis Pardi y Verdial por Fausto Verdial ¿Opiniones?

José:   Luis Verdial, suena bien. Te lo compro (DANIELA SACA UNA PIPA. SE LA DA A JOSÉ)

Daniela: La tenía para ti desde hace tiempo.

José:    (SE LA COLOCA EMOCIONADO) ¿Qué tal? Gracias, sifrina arrepentida.

Daniela: A ti, resentido social. Tranquilo que lo vamos a lograr, tú serás el mejor escritor...

José:    Y tú, la mejor actriz. Y si no lo hacemos, al menos, moriremos en el intento.

Daniela: Bueno, si nos caemos de está altura, seguro que moriremos.

José:     Daniela... Te quiero mucho.

Daniela:Lo sé, te leí la mente al llegar (TOCAN FUERTEMENTE A LA PUERTA. DANIELA Y JOSE SE RIEN COMPLICES)  ¿Nos vamos?

José:    ¡Damas y soñadores primero!


(SE ESCUCHA LA CANCIÓN “HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA” DE JOAN MANUEL SERRAT -Versión original-MIENTRAS SALEN RAPIDAMENTE POR LA VENTANA JUSTO AL MOMENTO QUE LA PUERTA SE ABRE DE GOLPE. BLACK-UP. ESTO SE ACABÓ SEÑORES) Caracas, Venezuela. 1999 / Derechos reservados por la Sociedad de autores y compositores de Venezuela. Paúl Salazar Rivas / E-mail: paulsalazar504@gmail.com / 0412-7212911